La tarde del pasado martes se vino abajo una de las peñas de las excavaciones que se hicieron para el nuevo paso deprimido de El Molinero, como consecuencia de este incidente, tres trabajadores de la obra quedaron considerablemente heridos; los moradores del lugar se encuentran aterrados, pues con mucha preocupación observaban como se cayó un gran segmento de pared, justamente al frente de donde se encuentran sus viviendas, las mismas que también están a punto de caerse, porque se han presentado hundimientos en los filos.
La situación es compleja, al parecer no se están tomando las debidas precauciones para ejecutar esta obra, recordemos que estamos empezando el invierno y si la tierra se humedece aún más y podría ocurrir alguna desgracia de proporciones; sin duda que las paredes que se han formado con las excavaciones, están muy inestables, las mismas necesitan ser apuntaladas de manera urgente, no sabemos cómo trabaja el contratista, pero al parecer no se han tomado en cuenta muchos aspectos, principalmente los daños colaterales que se está ocasionando con esta obra, en donde la palabra planificación y prevención no fueron prioridad, cuando se arrancó con esta cuestionada construcción, que ha ocasionado y está ocasionando innumerables inconvenientes.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 4 =