La denuncia que ha hecho el fiscal Baca Mancheno, informando que el mismísimo presidente del Congreso quiere atentar contra su integridad, presenta un escenario que pone a los ecuatorianos a pensar, que nos encontramos gobernados por una mafia, sin precedentes.
Cómo entender que el presidente del Congreso pacte con el exContralor acusado de una serie de delitos, para volarle la cabeza, (de acuerdo a la grabación), al actual Fiscal, declaraciones que ponen los pelos de punta, pues más que una conversación civilizada y dentro del marco legal, parece un encuentro entre delincuentes.
A esto se suma que el principal testigo que iba a declarar por el caso de sobreprecio en las sabatinas, por acusación a los hermanos Alvarado, repentinamente se muere.
La verdad es que no sabemos hacia dónde vamos, pero definitivamente al país le hace falta una depuración inmediata de toda esta gente que no ha hecho otra cosa que aprovecharse del poder que tenía, para hacer y seguir haciendo barbaridades, todo esto en medio de una crisis económica galopante, provocada porque nos han chupado la sangre, hasta dejarnos solamente en huesos.
En qué se convirtió Ecuador, en una cueva de ladrones. Si no caen de una vez por todas las cabezas de la corrupción, inevitablemente seguiremos camino al ocaso.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cuatro =