Andrés Andino, secretario Ejecutivo de la Junta Cantonal de Protección de Derechos de Latacunga.

Hasta el momento han conocido 10 casos las defensoras comunitarias de diferente materia, para lo cual han sido respaldadas con la Junta Cantonal de Protección de Derechos de Latacunga.

Andrés Andino, secretario Ejecutivo de la Junta Cantonal de Protección de Derechos de Latacunga, explicó que las defensorías comunitarias cruzaron un proceso con el apoyo del ayuntamiento de Málaga y el colectivo Paz y Desarrollo que se formó con 12 mujeres de diferentes parroquias del cantón.

El objetivo es afianzar el sistema de protección de derechos con cada una de las instituciones que la conforman, además de la participación ciudadana, la función que realizan las defensorías comunitarias es generar la vigilancia y observancia de cada una de los procesos de vulneración de derechos de los grupos de atención prioritaria.

Indicó que las defensoras comunitarias son elegidas a través de asamblea las cuales que deben generar a través de una participación ciudadana, un taller de formación y la voluntad de cada una de las integrantes para formar parte del grupo. Explicó que las defensoras comunitarias están posesionadas en las parroquias Ignacio Flores, Aláquez, Mulaló, Tanicuchí y en Pastocalle, con las que iniciaron un plan piloto esperan tener grandes resultados