Los precios del barril en la industria del petróleo son cíclicos, hay tiempos de bonanza y de vacas flacas. Queda en evidencia que las crisis suelen ser en la mayoría de los casos inadvertidas y hasta ahora la duración de la crisis respecto de los años de crecimiento son apenas una fracción, por esta razón el sector energético ha podido reponerse de estas caídas.

A poco más de 40 años de la denominada primera crisis ocurrida en 1973 nuevamente somos testigos de una etapa complicada en el costo petróleo.  En general los problemas que afectan al costo del barril de petróleo actualmente están asociados a las condiciones del mercado y ocasiones a situaciones que provocan diferencias entre los países que desencadenan las guerras de precios.

Cuando el mercado se ve afectado por el desequilibrio entre la oferta y la demanda los bajos costos no suelen recuperarse inmediatamente, esto se evidenció recientemente con la desaceleración de economía China y su disminución en la demanda de energía algo que no es reciente y que se viene dando desde 2011, esta tendencia se acentuó cuando el país oriental entró en guerra comercial con Estados Unidos. El mercado por si solo se ha convertido en el mecanismo actual que regula y tiene la mayor influencia en los costos del barril.

De igual forma las llamadas guerras de precios tiene un efecto negativo en la cotización del barril petróleo, estos eventos no suelen ser prolongados, pero provocan grandes caídas de los mercados acompañados de un incremento en los inventarios de los países exportadores. Este mes de abril de 2020 atravesamos la última de estas disputas entre Arabia Saudita y Rusia. 

El año 2020 entrará en la historia y será recordado por todas las adversidades de índole económico y social que actualmente atravesamos, la industria del petróleo no es la excepción y en ella ahora ocurre algo que en su corta historia no tiene parangón, enfrenta por primera vez más de dos causales que contraen el precio del barril. Como primera tenemos a una economía China que no termina de despegar, el país asiático es la gran fábrica del mundo y uno de los principales importadores de petróleo, la segunda sin duda es la actual diferencia entre Rusia y Arabia Saudita, aunque es un problema superado que a penas duró unos pocos días, al final la disputa dio paso a un acuerdo sin precedentes  entre los países OPEP y otros para promover un recorte del 10% de la producción mundial que al día de hoy no surte el efecto deseado de impulsar a la alza al precio del petróleo. Y por último tenemos a una pandemia provocada por el covid19 que en buena parte del mundo ha detenido el trasporte, la industria, el consumo y el turismo afectando drásticamente la demanda de petróleo; en definitiva, nunca antes tantos factores actuaban de manera conjunta para afectar negativamente el mercado petrolero dejando el precio en un valle, el cual al día de hoy 17 de abril de 2020 está en 17.88 USD el WTI.

Algunos países basan sus economías en mayor o menor medida en el petróleo, esta es una industria que alrededor del mundo contrata a miles de personas, por esta razón, los problemas que derivan como resultado de una cotización a la baja del costo del barril a corto plazo puede convertirse en sinónimo de problemas de liquidez y desempleo. (O)