Brigadistas bien identificados realizarán la vacunación en los predios de los ganaderos (Foto Agrocalidad).

Desde el 26 de junio hasta el 11 de agosto 2019, Agrocalidad emprende la campaña devacunación contra la fiebre aftosa. La finalidad es prevenir la circulaciónviral que pudiera darse y proteger el hato ganadero; la meta para esta fase esinyectar a 230 mil animales a nivel Cotopaxi.

Desde el 2015 Ecuador es reconocido como un país librede fiebre aftosa, el último brote que se presentó fue en el año 2012. Laimportancia es que permite acceder a mercados internacionales con productos

pecuarios tanto en carne como en leche de buena calidad y beneficiándose el pequeño y mediano productor.

En los 47 días de vacunación estarán en Cotopaxi 49brigadistas en su mayoría médicos veterinarios que han sido calificados por dos operadoras y distribuidos de acuerdo a una programación prestablecida como institución.

La Asociación Ecuatoriana de Buiatría estará en los cantones de Salcedo, Latacunga, Saquisilí, Sigchos y la parte alta de Pujilí mientras que la Asociación de Productores Agropecuarios de Guasaganda se dirigirán a La Maná, Pangua y la parte baja de Pujilí.

El costo es de 0,60 ctvs., por animal que facilita la parte operativa de la actividad. Alex Chacón, director provincial de la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad), informó que la meta es vacunar a 230 mil animales en esta fase y aproximadamente 30 mil predios a ser visitados por los brigadistas.

El ganadero deberá contar con su cédula de ciudadanía que permite al brigadista llenar el certificado único de vacunación, además debe tener la predisposición de recibir al profesional y dar la facilidad para que ejecuten la vacunación.

Por año se ejecutan dos fases de vacunación y a decir de Chacón es la obligación de los ganaderos dejar inyectar la dosis al ganado bovino existente en el predio.

Esto permite prevenir el aparecimiento de la enfermedad que es de carácter viral y es una de las principales limitaciones para el comercio exterior. Causa primero el aparecimiento de fiebre muy alta, presencia de aftas principalmente en lengua, encías, patas y ubre “un padecimiento que causa mucho dolor en el animal porque estas ampollas se desprenden y generan las úlceras”. El vacuno deja de comer, pierde peso y la producción de leche cae a cero y es altamente contagiosa. Lo que dificulta a la economía del sector pecuario del país. (I)