El piloto Sebastián Cisneros, realizó las pruebas en cada uno de los obstáculos.

El evento de motociclismo más importante de América que por primera vez se da en Latacunga. Los motociclistas deberán enfrentarse a desafíos y pruebas de larga duración.

El diseño de la pista está lista y definida para el evento que se desarrollará en dos etapas, la primera comienza este sábado 16 de noviembre en la plaza de toros y los participantes tendrán que dominar obstáculos como: el panal, salto, acordeón, columpios, yoyos, flecha, equilibro, entre otros.

“Una pista extrema para los pilotos y les resultará bastante retador el poder dar una vuelta a la plaza”, expresó el organizador, Sebastián Cisneros.

El día viernes se realizó las pruebas necesarias para que los obstáculos cumplan su función de seguridad, operatividad y resistencia.

Mientras que la segunda jornada será el 17 de noviembre y se ha planificado una vuelta de alrededor de 130 kilómetros en las montañas cercanas al cantón, la finalidad es culminar en la plaza.  “Solamente el 10% de los partícipes podrán terminar la categoría abierta y esperamos que la mitad de los promocionales culminen su tramo”, enfatizó.

Para esta competencia se han inscrito 150 pilotos tanto nacionales como internacionales y entre los más destacados del Top10 mundial estarán los españoles Alfredo Gómez, Mario Román, Nachette Fernández, el mexicano Didier Goirand, entre otros. Todos ellos llegaraán este día, por la mañana.

Además, más de una decena de latacungueños representarán a su ciudad en casa. Las puertas al público se abrirán a partir de las 13:00, las entradas están a la venta y lo puede comprar en la plaza o a su vez en los puntos autorizados como: Soho del Mall Maltería Plaza, Soho del centro, La Gaceta y en la cafetería El Gringo y la Gorda.

“Infierno” significa Ukupacha en quichua y las diez ediciones anteriores se ha efectuado en Quito por lo general realizan en estas fechas de noviembre. No obstante, este 2019 por una invitación del alcalde, Byron Cárdenas se ha decidido hacerlo en la capital de los cotopaxenses.

Cisneros, consideró que el premio más grande es participar en este desafío y poder dar lo mejor de sí para tratar de llegar a la meta. (I)