Es increíble que cada cierto tiempo, una institución pública del país se pone de moda por su ineficiencia, corrupción o tras algún tipo de escándalo que gira a su alrededor. 

Si no es la Policía, es el Registro Civil, si no es el Registro Civil, es el IESS, si no es el IESS es la Judicatura o cualquier otra institución, es decir el descontrol en los organismos del Estado es total.  

Hoy nos encontramos alarmados con el tema de moda, que es el asesinato de una mujer en un recinto policial, pero si analizamos con detenimiento, no existe entidad pública que no esté involucrada en algún tipo de situación anómala, salvando las distancias.  

El problema de la falta de institucionalidad de la mayoría de organismos estatales es preocupante, la corrupción y descomposición a todo nivel, hacen que el tema se vuelva inviable.  

En la actualidad se cosecha la siembra de corrupción desmedida que se implantó en este país en los últimos 15 años, siempre ha habido escándalos, pero como los que se dieron en el periodo antes mencionado jamás.  Muchos actos de corrupción y chantaje, han pasado a ser casi casi una normalidad.

Si no se depura e invierte en la educación de todos los actores de la función pública, este tema nunca cambiará, además que la justicia debería ser implacable para quien está manejando recursos del Estado.    (O)