El Gobierno Nacional y los movimientos indígenas firmaron un Acta por la Paz este 30 de junio, tras 18 días de movilizaciones en el país. Este es el resultado de diálogos y acuerdos por la convivencia pacífica, orden público y el desarrollo del Ecuador.

La firma se realizó desde la sede de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, organismo que lideró la mediación. Con la suscripción de esta acta, los movimientos indígenas declararon el cese de las movilizaciones en todo el país y  el  retorno  paulatino  a  los  territorios;  así  como  la  suspensión  de  todo  acto  que pudiera afectar la paz y el orden público. 

Dentro de los acuerdos para alcanzar la paz en el país, el Gobierno decidió: Reducir el valor del combustible Diésel, Extra y Ecopaís en un total de 15 centavos de dólar por galón. Y trabajaran en las políticas de focalización de subsidios. 

El Gobierno Nacional se compromete a derogar el Estado de Excepción en la medida en que se restablezca la paz en el territorio ecuatoriano. 

Se derogará el Decreto Ejecutivo No. 95 en materia de hidrocarburos. Se elaborará un proyecto de Ley Reformatoria  al  artículo  66  de  la  Ley  Orgánica  de  la Circunscripción Territorial Especial Amazónica, y artículos conexos.

Se reformará  el  Decreto  Ejecutivo  No.  151, que  contiene  el  Plan  de  Acción  para  el  sector minero, en el sentido de incluir que dichas actividades no podrán desarrollarse en áreas protegidas territorios ancestrales, zonas declaradas como intangibles, zonas arqueológicas, áreas de protección hídrica, garantizarán  la  consulta  previa,  libre,  e  informada  de  las  comunas,  comunidades, pueblos, y nacionalidades indígenas.

Además,  previamente  el  Gobierno  Nacional,  durante  los  18  días  de  movilizaciones,  tomó  las siguientes   decisiones   para   atender   las   principales   necesidades   de   los   ecuatorianos: el fortalecimiento al control de precios de productos de primera necesidad; declarar en emergencia al sector   de   la   salud;   condonación   de   deudas   hasta   tres mil dólares de   BanEcuador; medidas compensatorias  para  el  agro; duplicar  el  presupuesto de  la  Educación  Intercultural  Bilingüe  y  el incremento a USD 55 del Bono de Desarrollo Humano.

Para el seguimiento de los compromisos, el Gobierno Nacional y los representantes de la Conaie, Feine y Fenocin acordaron  instalar  una  mesa  de diálogo  con  metodología  definida  para  el seguimiento  de  estos  acuerdos y  otros  puntos,  la  misma  que  durará  90  días  y  en  la  que  se garantizará la presencia de las Funciones del Estado relacionadas con los puntos tratados.

El ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, expresó, que con la firma del Acta el único ganador es el Ecuador. “Estamos dispuestos a continuar con la tarea de construir un país de paz, de libertades, respetuoso, equitativo en donde todos podamos reivindicarnos (…). Hoy no es el final, es el primer día de este gran sueño por la reconciliación nacional”, dijo.

El presidente de la República, Guillermo Lasso, aseguró: “Hemos alcanzado el valor supremo al que todos aspiramos:  la paz  en  nuestro  país  (…).  Ahora empezamos juntos la tarea de transformar esta paz en progreso, bienestar, y oportunidades para todos”.