En Ecuador este 1 de Mayo es un día de descanso. Foto: Internet

Según la historia el 1 de mayo es el Día Internacional de los Trabajadores con motivo de la conmemoración del movimiento obrero mundial. Es una jornada que se ha utilizado habitualmente para realizar diferentes reivindicaciones sociales y laborales a favor de las clases trabajadoras. Hoy las jornadas laborales se han visto modificadas por la pandemia del Covid- 19.

Este 2020 el 1 de Mayo, se vive de una forma diferente frente al contexto del coronavirus. Sin embargo, las personas que están en primera línea son: médicos, enfermeras, policías, militares, bomberos, personal de limpieza, comerciantes entre otros; mucho de ellos hoy cumple su labor con miedo y sentimientos encontrados ante la enfermedad.

Mario Güilcamaigua, presidente de la Federación Unitaria de Organizaciones Sindicales en Cotopaxi, manifestó “somos los trabajadores los que hacemos la riqueza del país, si los trabajadores no salimos el capitalista simplemente no tiene ingreso para sus bolsillos”.

Todos los años se realizaba una marcha el 1 de Mayo, pero ante la situación que vive el país decidieron “luchar” desde sus viviendas y realizaron a las 12:00 el cacerolazo y en los balcones pidieron izar la bandera del Ecuador y la bandera roja de la clase obrera con un listón negro en solidaridad y reconocimiento a los médicos “los héroes que han dejado su vida por salvar la nuestra”, expresó.

Agregó que primero debe prevalecer la vida y luego la deuda. Frente a los despidos que se han generado en varias empresas dijo que se ha puesto a disposición los abogados de la FOUS, además de que la central sindical ha elevado un oficio al Ministerio de Trabajo, Presidente de la República y Asambleístas para que se crean leyes de acuerdo a la condición de los trabajadores más no de los grandes empresarios.

“En tantos años no han hecho una ley en favor de los trabajadores, en favor del pueblo”, destacó.  Por su parte, Gonzalo Espín, presidente del GAD parroquial de Poaló, indicó que existen ciudadanos que se desempeñaban en actividades del comercio, bloqueras, albañilería, entre otros y con su trabajo tenían la posibilidad de tener el pan del día, pero actualmente con la emergencia sanitaria por el Covid-19 la realidad ha cambiado y ya no hay ingresos económicos.

Frente a esto han pedido al Municipio y Prefectura de Cotopaxi que les apoyen con Kits alimenticios para abastecer a los pobladores que necesitan de este sustento. “Nadie estaba preparado para vivir esto”, comentó Rosario López, quien se adaptó a la modalidad de teletrabajo, ella también es madre de dos hijas y sus rutinas laborales como la de su casa se vieron modificadas. “Creo que me he adaptado en cuanto al horario y mi familia también me ha apoyado en las tareas del hogar”. Consideró que es una de las mejores formas para evitar contagiarse y sobre todo cuidar a los suyos, recomendó a la población acatar las disposiciones y de ser necesario permanecer en las casas, ya que al momento es la única solución. (I)