Diariamente se descubre a personas que pretenden ingresar objetos prohibidos al CRS- Cotopaxi. FOTO INTERNET

Personas amparándose en el sistema de visitas sin ser familiares pretenden ingresar artículos no deseados al Centro de Rehabilitación Social Regional Sierra Centro Norte Cotopaxi, donde el servicio de Agentes Penitenciarios y Policía Nacional ha logrado descubrir y determinar casi diariamente este inconveniente indicó el coordinador zonal del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos Víctor Jácome.

“Lamentablemente siempre hay personas inescrupulosas que aprovechan de estas oportunidades y pretenden ingresar con artículos o sustancias no deseadas”, expresó el coordinador zonal  del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos.

De tal manera que al ser sorprendido un individuo con artículos prohibidos y por estar tipificado dentro del artículo 275 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), automáticamente se le procede entregar a la Policía quien levanta un parte de detención y se le pone a orden de la Fiscalía y dentro de las 24 horas formula cargos y automáticamente de visita pasa a ser persona privada de libertad, explicó.

No obstante, indicó que las personas privadas de libertad que cumplen su sentencia en el Centro de Rehabilitación Social Regional Sierra Centro Norte, registran a diez familiares a través de la plataforma para que consten en una nómina, luego de ello pasa a la Dirección de Vínculos y Reinserción que es la que determina los horarios para cada pabellón.

Conforme al número de visitas que el PPL haya informado se le asigna un cupo donde consta la hora y el día de visita, esto con la intención de que todos tengan el mismo derecho. Jácome exteriorizó que ya no se utiliza el método anterior en el que llegaba un bus de gente a visitar a una sola persona ahora se trata de hacerlo de una manera regulada bajo un sistema de igualdad.

Dependiendo de la etapa se estipulan las visitas: en mínima tiene hasta cuatro familiares y dos conyugales mensuales, en la mediana tres familiares y una conyugal y en la máxima dependiendo de su situación puede tener una visita conyugal y una familiar. Sin embargo, dentro de la política de fortalecer el vínculo familiar, la viceministra autorizó el año anterior por las fiestas de Navidad y fin de año las visitas de tipo extraordinario.

“Es posible que ese mismo horario se lo pueda ampliar de tal manera que consigan tener mayor relación los PPL con sus familiares”, finalizó el coordinador zonal del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 16 =