Cuando vemos la reunión de los prefectos de todo el país en nuestra ciudad, y que hacen el anuncio de que el gobierno les debe casi 300 millones de dólares, que les tiene paralizados porque llevan mucho retraso en las obras, nos viene los recuerdos del despilfarro y la fiesta en el anterior gobierno, en el que hablar de 300 millones, no era nada, versus los miles de millones que desaparecieron de manera descarada.
Sólo a esta provincia se le adeuda más de 12 millones de dólares que podrían servir, por ejemplo, para mejorar la vía a Sigchos que se encuentra en total abandono y cada día se va destruyendo más, sin que tengamos la posibilidad de atenderla de alguna manera, tomando en cuenta que ésta ha sido una de las carreteras que más vidas ha cobrado, por su complicado trazado y sus interminables precipicios, los que ni siquiera cuentan con señalética.
En la Asamblea se está hablando de una nueva ley para rastrear y repatriar los dineros que se esfumaron, esto debe ser primordial, para de alguna manera recuperar tanto capital robado, que hoy le ha dejado al país en jaque mate.
Qué belleza robarse tanto dinero y que no pase absolutamente nada, les meten a la cárcel 5 ó 6 años a estos sinvergüenzas y luego, a disfrutar; Dios sabrá dónde está su ilimitado botín, porque hablar del robo en Ecuador, es hablar de miles de millones de dólares, que le han quitado el pan de la boca a miles de hogares, que se mueren de hambre.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × cinco =