Monseñor Giovanni Paz, obispo de Latacunga. FOTO M.S. LA GACETA

La Diócesis de Latacunga, para el próximo ciclo de catequesis, pondrá en práctica algunas normas pastorales. Una de ellas, es que se extiende el número de años para recibir los sacramentos. Tres para la primera comunión y tres para la confirmación y deberán iniciar desde los 8 años de edad.

“Para nosotros, la catequesis no es para recibir el sacramento de la Primera Comunión o de la Confirmación, sino que la catequesis es la formación para la vida y se pretende enmarcarlo desde la Diócesis”, expresó monseñor Giovanni Paz, obispo de Latacunga.

Consideró que los padres de familia, son los responsables de la formación espiritual del niño, pero como no se cumple, se busca a los catequistas. Actualmente, las diversas parroquias  están terminando con los sacramentos, sin embargo, para el próximo ciclo, la Diócesis pone en práctica algunas normas pastorales, es decir, que toda persona debe empezar a los 8 años de edad y terminaría a los 10 años con su Primera Comunión y a los 11 años, comenzaría el cuarto nivel y concluiría a los 13 años con el sacramento de la Confirmación.

Esto implica que en cada una de las localidades, exista  la necesidad de que haya más instructores y quizás más  aulas, no obstante, el Obispo dijo que se trabajará en todos los aspectos, incluso se organizarán los horarios, para  responder a las necesidades pastorales.

Esta decisión es comunicada en cada celebración eucarística y “los padres de familia van entendiendo que lo que la iglesia procura, es colaborar con la formación humana y cristiana de los niños, para que mañana sean unas personas de bien”. Igualmente, la máxima autoridad religiosa, reflexionó que al presente, muchos jóvenes han caído en la drogadicción, pandillas y son madres adolescentes, “eso no puede ser” y para ello es preciso  la afectividad y la sexualidad que para la Iglesia, requiere de “una formación que tenga que ver con todos estos aspectos de la persona humana”. Esta decisión ha sido analizada con los sacerdotes, a través del Consejo Presbiterial, donde se ha hecho un análisis y reflexión.

Reiteró que son tres años de preparación para la primera Comunión y tres para la Confirmación. “La persona humana nunca termina de formarse y lo que reciben en la catequesis,  tan solo es algo pequeño”. Según el Obispo, en la catequesis se aprende a decir la verdad y amar al prójimo, pero en casa  hay un maltrato entre los padres, por eso es necesario fortalecer la formación del hogar. “Como dice el Papa Francisco, el hogar es la cuna de la formación cristiana”.

Se refirió a que cuando han pasado los 13 años de edad, se forma un grupo de jóvenes para que puedan recibir la formación pastoral y se pueda dar respuesta a las necesidades espirituales de los fieles.

Comentó que es mejor que los “chicos” se encuentren en un proceso de aprendizaje, a que estén deambulando por las calles sin saber qué hacer.

A esto se suma que en el mes de agosto y septiembre, se empezará con una Escuela de Formación para laicos, en la que se  tratará de abarcar un aprendizaje  básico de la fe, a través de la cristología, biblia y la eclesiología, partes fundamentales que todo cristiano debe saber y van a emprender procesos intensivos y sistemáticos. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × dos =