Las unidades educativas se trasladaron al templo matriz a la eucaristía.

Según el cronograma de actividades las instituciones educativas laboraron hasta el 23 de diciembre.

Con alegría, disfraces alusivos a la fecha y villancicos, los niños y los maestros de las instituciones educativas realizaron el tradicional pase del niño para trasladarse al templo matriz para participar de la misa, el evento religioso es una tradición donde los niños y jóvenes brinda culto al nacimiento del niño Jesús, los niños se disfrazaron de ángeles, pastores y desfilaron acompañados de los tradicionales villancicos.

Los personajes populares en este desfile religioso son: Niño Dios, que es el hijo de Dios nacido en un humilde pesebre rodeado de animales de granja, personificado también por diversos infantes durante el desfile la Virgen María, vestida con una túnica blanca y manto de color celeste, es una figura dulce, bondadosa, con gran poder ante Dios.

San José, su vestimenta es una túnica marrón con un manto verde oscuro, personaje segundo de la Sagrada Familia, el ángel de la estrella, cuerpo celeste que guio a los pastores y magos hasta Belén, lo personifica un muchacho vestido de ángel con un cintillo de estrella en la cabeza, traje blanco con alas, y una vara coronada por una estrella.

Los tres reyes magos: Los magos del oriente conocidos como Gaspar, Melchor y Baltazar clasificados racialmente como blanco, negro e indio, respectivamente, los Mayorales son representaciones del pueblo de Belén, también constituido por cholos y cholas cuencanos que utilizan ponchos, polleras, sombreros de paja toquilla, y alpargatas.

Seguidamente cada institución acudió a las instalaciones de las unidades educativas para desarrollar el evento interno, donde los niños recibieron una funda de caramelos, en los paralelos realizan el intercambio de regalos y otras actividades tradicionales de esta fecha para prevalecer los principios de esta fiesta.

Mientras que otras instituciones educativas realizaron este evento el viernes, el  lunes realizaron el concurso de año viejo y la elección de la loca viuda, que es una tradición en Ecuador; el Año Viejo es un monigote que representa básicamente el año que termina, elaborado con ropa vieja, cartón o papel, relleno de viruta, paja o aserrín, es un ritual se debe distinguir de la Fiesta del Judas que a pesar de tener características similares tiene distintas connotaciones, la incineración del muñeco es un ritual de purificación para alejar la mala suerte o las energías negativas del periodo que termina, así como de transición, pues también se celebra la llegada del nuevo año aboliendo lo anterior.

Niños y niñas disfrutaron de esta actividad, de aquí compartirán estas festividades que se avecinan con la familia y allegados. (I)