Distribuidores de combustibles. FOTO W.C. LA GACETA

Los propietarios de los negocios de venta de combustibles a nivel nacional están atravesando momentos críticos en razón que el margen de utilidad no ha sido revisado desde hace 15 años y los costos de operación han triplicado por ello piden al Gobierno se revise el margen a 22 centavos tanto en la gasolina extra como en el diesel.

Francisco Silva, presidente de la Cámara de Distribuidores de Combustible a nivel nacional, indicó que la situación del sector cada vez es más crítico en razón que desde hace 15 años, el margen de rentabilidad no ha sido revisado por las autoridades nacionales.

Recordó que el margen de rentabilidad cada vez se va reduciendo, en razón que el incremento de los salarios de los trabajadores, insumos, costos de los repuestos desde el 2003 hasta la fecha se han triplicado, por ello piden que el Estado reconozca el esfuerzo que están realizando los distribuidores de combustible al ofrecer el servicio a los usuarios, dijo que la finalidad de un negocio está encaminado a obtener un rédito.

El dirigente aseguró que en los últimos 15 años los negocios han ido decreciendo, convirtiéndose en desesperante para el sector en seguir manteniendo el negocio y al mismo tiempo cumplir con todas las exigencias y normativas establecidas en la ley, apuntó que muchos propietarios para seguir manteniendo el negocio  han detenido que ir desprendiéndose de su patrimonio, y atender las necesidades del negocio, apuntó que varias distribuidoras de combustible han sido cerradas en algunas provincias del país debido a la falta de una utilidad razonable.

Recordó que el mejoramiento del margen de rentabilidad permitiría hasta la finalización del actual gobierno incrementar las plazas de trabajo en un 50%; Silva apuntó que el margen de utilidad actualmente está en los 11 centavos en la gasolina extra y el 9% en el diesel, reduciendo dos centavos por el costo del transporte la utilidad queda en el 9 y 7 centavos, porcentaje que es invertido en la rentabilidad del negocio, recordó que en el pago de los haberes de los empleados es invertido el 60% y 70% de la rentabilidad, lo que significa que los distribuidores de combustible están trabajando a pérdida, dijo el dirigente nacional.

Frente a esta realidad los representantes de los distribuidores de combustible del país, solicitan a las autoridades del Gobierno que se aplique el estudio realizado en el 2012, sin la necesidad        de subir el precio del  combustible, entre los planteamientos está que se fomente la venta de la gasolina súper.

Silva, aseveró que el planteamiento está en subir la utilidad a 22 centavos tanto en la gasolina extra como en el diesel, aquello permitirá dinamizar al sector con la contratación de más personal, apuntó que el sector continuará de forma progresiva con la realización de los plantones pacíficos en la Plaza Grande, manifestó que las acciones a tomar más adelante irán coordinando con las diferentes provincias del Ecuador. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here