Los comerciantes encuentran este lugar como un estilo de vida para su diario vivir. FOTO M.S. LA GACETA

Saquisilí significa en kichwa “Deje aquí” haciendo alusión al movimiento de productos, este cantón se destaca por sus siete plazas y mercados que a más de vender productos fomenta el turismo.

Yanelis González, turista española llegó a Saquisilí con un grupo de amigos; los jóvenes visitaron las siete plazas y mercados.

El cantón es conocido como el “Asiento comercial” de Cotopaxi. Las plazas reciben el arribo de más de cinco mil comerciantes de sus 40 comunidades y de todas las provincias del Ecuador.

Al sur está la primera plaza denominada Juan Montalvo en ese lugar se pueden adquirir zapatos confeccionados en Ambato, Perú y Colombia.

Al cruzar el parque Central está la plazoleta Gran Colombia llamada también ‘plaza de las papas’. las hortalizas, verduras, frutas, raspadura, y una variedad de tubérculos la destacan de otras. “La papa semichola casi no se cultiva porque es sensible a las heladas, pero nosotros aún la sembramos porque es sabrosa”, cuenta María Clemencia Taco, oriunda de la parroquia rural Canchagua.

La plaza 18 de Octubre o plaza de ponchos, se ubica al norte y es la más visitada por los turistas extranjeros por el colorido y el folclore que tiene en sus detalles.

En el lugar se concentran una variedad de ventas de artesanías como pinturas de Tigua (parroquia indígena de Pujilí), sombreros de distintos materiales, artículos de barro elaborado por los connotados artesanos de la parroquia La Victoria, ropa de lana de alpaca, canastos, sogas, instrumentos musicales andinos.

Incluso en los alrededores es notable observar el expendio de artesanías y textiles traídos de otras partes del país como los cantones imbabureños Otavalo y Cotacachi.

No obstante, las pinturas llaman la atención de los extranjeros y son elaboradas en cuero de borrego y cuentan las historias, mitos, leyendas, sueños y realidades de la vida en los páramos andinos.

“Los paisajes, la vida, nuestros temores, vivencias y alegrías se plasman con los colores más bonitos que te regala la inspiración”, comentó Amauta Chicaiza uno de los pintores que ocasionalmente llega a la plaza de ponchos a comercializar sus pinturas.

La plaza Vicente Rocafuerte es la más lejana, también es conocida como ‘plaza de las gallinas’. Con el pasar de los años se incorporaron a esta plaza vendedores con artículos como muebles y materiales de mecánica. De la misma manera se comercia ropa de segunda mano. A pocas cuadras, hacia el sur, está la plaza Kennedy, donde predominan los granos y cereales como la quinua, el choclo, mote y otros.

Al mismo tiempo se expenden verduras, hortalizas, frutas y comidas típicas. En la plaza San Juan Bautista ha repuntado la oferta de calzado, prendas de vestir y ropa interior. Igualmente hay bisutería y juguetes usados. Está ubicada en la entrada sur del cantón, en la parte posterior de las instalaciones de la Municipalidad. Al final del trayecto, al norte, está la plaza de rastro o de animales grandes. La utilizan comerciantes de Salcedo, Latacunga, Pujilí, Píllaro y Machachi (Pichincha).

Pedro Reino, historiador aseguró que las ferias de este cantón ubicado a 11 kilómetros al norte de Latacunga son consideradas como uno de los últimos reductos autóctonos que conserva su esencia casi intacta.

Raquel Vargas, jefa de Turismo del GAD Municipal de Saquisilí, dio a conocer que actualmente refuerzan la promoción de este patrimonio del cantón para atraer el mayor número de turistas.

Uno de los problemas es la falta de hoteles y hosterías para acoger al visitante, esto dificulta la atracción; Saquisilí se vería únicamente como un cantón de paso. Los trabajos de la Jefatura de Turismo están enfocados a trabajar en este problema, además de coordinar con la Policía Nacional la dotación de seguridad.

“Traigo mis productos durante 15 años y jamás he tenido problemas, es cuestión también de tener precaución esté donde esté”, aseguró el guayaquileño Luis Ángel Manosalvas. (I)