Oficina de la Alcaldía donde se produjo el robo (Foto cortesía).

Esta es la segunda vez que roban en el Municipio; la primera fue al final de la administración del exalcalde Rodrigo Espín, (robo de la caja fuerte); ahora al final de la administración de Patricio Sánchez también se produce un robo, esta vez de documentación.

Pasadas las 16:30 del sábado 02 de febrero un movimiento inusual se registró en las instalaciones del GAD Municipal Latacunga; agentes de criminalística, Policía Nacional y el alcalde, Patricio Sánchez, acudieron al llamado de lo que parecía un robo de documentación.

Durante la tarde del sábado, no se concretó el mecanismo mediante el cual los funcionarios del Cabildo se enteraron  de un  robo ocurrido un fin de semana, día no laborable en el que  nadie ingresa a las oficinas para poder percatarse de algo extraño. El guardia de seguridad, no vio nada, no escuchó nada.

Sin embargo, durante la mañana del lunes se informó que la familia de Francisco Mateus, secretario general de la institución, alertó sobre un hecho irregular; las ventanas del municipio (calle Ramírez Fita) estaban abiertas.

Mateus decidió que lo prudente era ingresar, una vez dentro se fijó en una huella grande de zapato en la silla que queda justo fuera de la ventana del archivo municipal, siguió las huellas y se topó con la puerta de la Alcaldía forzada; dentro los documentos estaban regados en el piso, los cajones fuera de sus lugares. Llamó a la Policía.

Según Verónica Morales, analista 3 de Archivo del GAD Municipal, indicó que se llevaron documentación del 2011 (junio) y 2012 (febrero), legajo con resoluciones administrativas del 2011 al 2014. La funcionaria posee respaldos de toda la documentación en archivos digitales.

También se llevaron estados de cuenta personales del Alcalde, “tengo tres cuentas en el Banco Pichincha (…) las solicito para saber cómo van mis negocios”, relató Sánchez. Prefirió no revelar cuál es el total del capital de todas estas cuentas, “son personales”, justificó.

Lo que sí contó es que en su escritorio había una bolsa con 2 mil dólares que no se llevaron los antisociales, tampoco se llevaron computadoras, impresoras ni demás artículos de valor.

De acuerdo a las investigaciones preliminares el robo habría ocurrido en la madrugada del sábado, aproximadamente a las 04:00; los andamios que están colocados para remodelar el edificio habrían servido de “escalera”. La denuncia formal se pondrá en la Fiscalía General del Estado para que esclarezca el hecho. (I)