Donacion de sangre. Foto: Archivo/La Gaceta

La pandemia ha afectado gravemente en la donación de sangre en la provincia, antes receptaban 550 pintas al mes, actualmente lo hacen 200 pintas, significa una reducción del 64%.



Mónica Freyle, secretaria general de la Cruz Roja de Cotopaxi, calificó como gratificante que el pasado 15 de junio hasta la institución llegaron 15 personas a donar sangre, considerando la pandemia que está viviendo la provincia y el país.


A partir del 16 marzo que fue decretado la emergencia sanitaria en el Ecuador, la Cruz Roja de Cotopaxi, viene recibiendo un promedio de 200 pintas de sangre por mes, cuando antes de la pandemia, recibían un promedio de 550 pintas al mes, por lo tanto la reducción significa un 64%.


Las 550 pintas permitía cubría la demanda de los hospitales públicos y privados de la provincia, hecho que hoy no lo pueden realizar. La funcionaria indicó que el déficit de sangre es un problema nacional.


A nivel nacional la Cruz Roja abastece de sangre en un 70%, a las unidades de salud del país: antes de la pandemia, la entidad a nivel nacional captaba 17000 pintas de sangre al mes, hoy lo hacen 6000.


Con la finalidad de captar donantes, personal de la institución han tenido que acudir hasta domicilios tomando todas las medidas de bioseguridad, pero existen temor en algunas personas por el tema del virus, pero también existen personas que han abierto las puertas de sus hogares y otros han acudido a la institución a realizar la donación de una pinta de sangre.
La Cruz Roja, invitó a los ciudadanos a donar sangre y que sepan que una pinta puede salvar entre 3 y 7 vidas.


Freyle, esperan que el cambio de semáforo pueda acudir hasta las instalaciones de la Cruz Roja a donar sangre, hizo un llamado a las instituciones públicas y privadas para que abran las puertas para la donación de sangre.


Entre las instituciones que mayor pintas de sangre donaban dentro de la provincia eran las instituciones educativas como las universidades, donde captaban sobre las 400 pintas, hoy no lo pueden realizar por que están suspendidas las actividades presenciales, aquello significa una gran pérdida el no poder contar con estos componentes sanguíneos.