Es preocupante que actos dolosos de personajes que han pasado por la administración pública en diferentes instituciones de esta provincia, marcando un pésimo precedente, hayan quedado en la impunidad por el cuestionado proceder de los organismo de control y justicia de nuestro medio como son Contraloría y Fiscalía.

En la actualidad se ventilan  casos de corrupción sin precedentes en algunas instituciones de Cotopaxi, casos en los que se debe llegar hasta el final de los hechos, para sancionar ejemplarizadoramente a los responsables; sin embargo estamos viendo que los jueces de la Corte Provincial se están excusando y quizás manden estos casos a Tungurahua, con el objetivo de alargar el proceso,  con esto se apunta a que salgan los involucrados que se encuentran cumpliendo prisión preventiva.

Es una vergüenza el manejo de temas tan delicados en nuestro medio, para evitar sacar a la luz varios actos de corrupción, ha tenido que venir Fiscalía desde Quito, con fiscales propios para que esta entidad de Cotopaxi no evada sus responsabilidades; sin embargo, se han hecho de la vista gorda, dejando sin efecto varias denuncias e indicios que demuestran claramente gravísimos actos de peculado, entre muchos otros.  (O)