Los chicos aseguran que nada es imposible, quieren ser un ejemplo para los cotopaxenses. FOTO J.P. LA GACETA

Alumnos de décimo semestre de la carrera de Ingeniería Industrial, oriundos de Pujilí, ganaron el primer puesto en un congreso latinoamericano realizado en República Dominicana.

“El diseño de marcos oculares personalizados mediante el escaneo e impresión en 3D” fue el proyecto que se alzó con el primer puesto del Congreso Latinoamericano de Estudiantes de Ingeniería Industrial  y afines de innovación que se realizó en República Dominicana; el proyecto lo ejecutaron dos jóvenes estudiantes de la Universidad Técnica de Cotopaxi (UTC).

Karina Sarzosa y David Vallejo estudiantes del décimo semestre de Ingeniería Industrial trabajaron durante ocho meses, destinaron más de tres horas diarias al proyecto, incluidas los fines de semana, para poder dar luz al proyecto. Éste contó con la colaboración del docente Ramiro Vargas que cumplió doble función; los guiaba con los conocimientos científicos, pero también fue el “sujeto de prueba” quien sufría incomodidad permanente con el marco de sus lentes.

Cuando los chicos determinaron que la raíz de la incomodidad que sentía el “sujeto de prueba”  con sus lentes se debía a una falla de origen genético; la oreja izquierda estaba tres milímetros más abajo que la derecha, descubrieron que  no todas las personas tienen las mismas medidas antropométricas por ello las medidas estándar de los marcos oculares no pueden quedarle bien a cualquier persona.

Con la presentación del aparato para diseñar marcos oculares personalizados mediante el escaneo e impresión en 3D pretenden  “que el objeto se adapte al usuario y no al revés” Este escáner está calculado entre 50 y 55 dólares, lo que lo convierte en producto accesible. Éste se calificó como un proyecto de ayuda social, por ello ganó el primer premio.

“Fue una gran emoción, nos sentimos muy orgullosos”, dijo David Vallejo, el joven de 26 años considera que la educación en la UTC es de calidad y el haber conseguido el primer lugar de un concurso internacional lo demostró. El artículo de su investigación será publicado en una de las revistas más importantes de la región latinoamericana con sede en Brasil.

Contó que para salir adelante con su proyecto debieron acomodarse a sus horarios de estudios, prácticas preprofesionales, y demás actividades.

“A veces teníamos las tutorías vía Skype (herramienta de comunicación para chats y llamadas), debíamos buscar la manera de no detener el trabajo”, comentó Vallejo quien agradeció a su alma mater, pues los fondos de movilización, logística, hospedaje y demás corrieron a cargo de la universidad.(I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cinco =