La participación de Neisi Dajones medalla de oro olímpico en halterofilia y Tamara Salazar, medalla de plata en la misma disciplina en los juegos de Tokio 2020, marca un hecho histórico para el deporte nacional y un gran impulso para miles de mujeres que ven en estas dos deportistas la imagen del éxito tras años de enormes sacrificios y disciplina.

Inexplicable la alegría que ha vivido el pueblo ecuatoriano los últimos días, amanecer, por el cambio de horario, y a día seguido ver el triunfo de las compatriotas, quienes recibieron sus medallas, escuchar el himno nacional y creer firmemente que sí se puede.

Neisi Dajones es la primera mujer ecuatoriana en alcanzar el oro olímpico, la tercera  deportista en lograr esta medalla luego de Jefferson Pérez (1996) y Richard Carapaz, quien el 24 de julio anterior daba tremenda alegría al Ecuador con su triunfo arrollador en la prueba de Ruta de estos Juegos Olímpico.

Tres medallas olímpicas que llegan cuando un país golpeado por la pandemia y una gravísima crisis económica, coincidencialmente alcanza la primera meta del nuevo gobierno, lograr la vacunación de 9 millones de personas en 100 días, hechos imposible de soñar a comienzos de este año. (O)