Los barrios de la parroquia de San Pedro de Mulalillo despidieron al padre y recibieron al nuevo párroco Edgar Vilcaguano, Segundo Guanoluisa Sánchez, presidente del barrio Hermanas Páez indicó que esperan que sea como el Padre Guillermo, el cual ha realizado obras y que las obras pendientes se puedan concluir.

Uno de lo legados que ha dejado el antiguo párroco es la recuperación de la fiesta de Navidad, por lo que ya se están organizando las fiestas para el 24 y 25 de diciembre, “el barrio es el organizador de esta fiesta, ningún año se ha nombrado priostes y entre los vecinos se nombra a los personajes principales como son los capitanes”.

Esta fiesta es una tradición que va de generación en generación, “la vestimenta es de vaquero, con franjas de camisa, con una corona y una capa, esta designación es un honor entre los vecinos, de esta forma se recuerda una tradición que han dejado los antepasados, con el padre Guillermo existió la recuperación de la fe y las fiestas, son 10 años 8 meses que nos ha acompañado y ha sido el encargado de velar que se cumpla con la fe y tradición, en este año el presidente está al mando y estamos ya organizando la fiesta de la Navidad” así lo detalló Ramiro Guaigua, morador.

Los dirigentes y moradores esperan seguir contando con el apoyo de los vecinos para que esta fiesta continúe, de igual manera invitan a propios y extraños a visitar el barrio el fin de año y ser testigos de esta fiesta tradicional.