Los casos Gabela, Balda y 30S, no les permite conciliar el sueño a muchas personas, empezando por el ex Presidente Rafael Correa Delgado y toda una larga lista de amigos y colaboradores de él.
Por estos motivos, hay declaraciones de ex mandatarios tanto nacionales como los que integran el grupo ALBA, entre ellos Maduro, Evo, Ortega, etc. Unos a favor de una seria e imparcial investigación sobre estos casos y otros condenando la “persecución política de los traidores en contra de Correa”. Ahora incluso, quieren acudir a la CIDHH, pidiendo auxilio, olvidándose que ayer denostaban utilizando los adjetivos más descalificadores en contra de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos.
Entrando en materia, parece que nadie le pidió, sino de cuenta de ella, la asambleísta por la provincia de Guayas, Eugenia Sofía Espín Reyes, junto con una de las abogadas que trabajan con don Caupolicán Ochoa, abogado de Correa, acuden a la prisión donde está detenida la Dianita Falcón, burlando todo el procedimiento para ingresar a hacer una visita -según palabras de Paúl Granda Ministro de Justicia-. Y la asambleísta no desmiente; pues ella dice, con todo descaro, afirma que acudió a hacer una visita humanitaria, para hacerle entender que el Dr. Chimbo, el abogado que la defiende, no está haciendo nada por ella y que le ofrece asilo político en Bélgica –y que otras cosas le ofrecería-
La Sofi “metió las de andar” y las narices en el caso Balda; sin duda, queriendo quedar bien con su ídolo ausente, o queriendo dar un golpe de gracia en la audiencia respectiva, pretendió que la testigo protegida Diana Falcón, la policía de investigación cambie tu testimonio cuando le toque hacer su declaración, pero le salió el tiro por la culata. Lo que no contaba la SOFI, era que la Dianita Falcón para hacer el trabajito de traerle de Colombia a Fernando Balda fue escogida entre las mejores agentes que tenía la policía, y ella junto con Raúl Chicaiza sabían lo que estaban haciendo, por eso guardaron todas las órdenes que recibían del superior de la SENAIN hoy prófugo de la Justicia, para en caso de que falle el “trabajito” tendrían con que defenderse.
Y pasó lo que tenía que pasar, falló todo; ahora la “asambleísta comedida” está pasando las de Caín. Puede ser sancionada y le hizo un flaco favor al que se fue. Mi abuela decía “bien hecho por metida”(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + catorce =