El doctor Gustavo Jalkh hasta ahora Presidente del Consejo de la Judicatura, por intermedio del Director General de la Judicatura doctor Tomás Alvear ha solicitado al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio que “señale” la norma constitucional que le permitió suspender los concursos “programados” por esa institución administradora de la Función Judicial en el Ecuador.
El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio, dentro de su apretada agenda, se reunió en la ciudad de Guayaquil para conocer y contestar este atrevido requerimiento de la entidad sujeta a fiscalización -por mandato del pueblo ecuatoriano- manifestado mayoritariamente en la Consulta y Referendo del 2 de febrero del año que decurre.
Es importante resaltar que las decisiones que toma el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio, tienen rango constitucional y sus resoluciones son mandatorias en igual categoría que aquellas que emite una Asamblea Constituyente, así lo decidió el pueblo ecuatoriano, para tratar de enderezar la institucionalidad del país destruida en los últimos años de desgobierno del correismo.
Estimo que esta actitud del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio, constituye un exceso de procesamiento democrático, propio de ciudadanos demócratas y honestos que conforman el actual Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio, presidido por ese gran demócrata doctor Julio César Trujillo Vásquez , que han decidido, analizar, evaluar y resolver luego de escuchar a todos los ecuatorianos, personas naturales, jurídicas, Instituciones públicas y/o privadas, dentro de un debido proceso y en cumplimiento del Mandato Especial entregado a ellos por el pueblo ecuatoriano. Por ello es que dentro del proceso de análisis y evaluación al Consejo de la Judicatura -por su pertinaz metida de mano a la justicia- se han recibido decenas de denuncias en contra de quienes están al momento al frente del mencionado Consejo.
La ciudadanía se encuentra atenta al trabajo que desarrolla el Consejo Transitorio de Participación Ciudadana y Control Social, no solamente en el caso de fiscalización y evaluación imperiosa al organismo encargado de la administración de la Función Judicial, sino de la Fiscalía General del Estado, del Consejo Nacional Electoral, de la Superintendencia de Bancos, de la Superintendencia de Compañías y otras entidades de la administración pública.
En el caso de la Superintendencia de Bancos la evaluación y fiscalización debe ser severa, porque esta institución de control actuó como encubridora en la voraz depredación de los dineros del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social por parte del gobierno del Ex-Presidente Rafael Vicente Correa Delgado en los últimos 10 años, por mantener silencio en la eliminación de la deuda del Estado al IESS (más de USD. 2 500 millones, más los intereses), por haber permitido el endeudamiento internacional (por primera vez en la historia del IESS), adicionalmente, por no decir absolutamente nada frente a condonaciones de intereses y multas por deudas al IESS, tomando en consideración que esta medida anunciada por el señor Presidente de la República hace relación con las entidades dependientes de la Función Ejecutiva y el IESS no es dependencia de esa Función, ni de ninguna otra. Por haber calificado la idoneidad de personas que no cumplen con los requisitos para ocupar cargos de alta dirección en el IESS. La ciudadanía debe saber que la Superintendencia de Bancos y la Contraloría General del Estado cobran ingentes cantidades de dólares de los dineros propios de afiliados, jubilados y beneficiarios –anualmente- para controlar el manejo económico de los dineros de los afiliados activos y pasivos?
Por consiguiente, en buena hora que el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social de Transición haya suspendido los “concursos” “preparados” por el actual Consejo de la Judicatura. La justicia que todavía en la actualidad se encuentra en manos de cercanos “colaboradores” del señor que vive en Bélgica y de sus engomados, debe ser reestructurada. La actitud pundonorosa de quienes conforman el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio, tiene el respaldo y apoyo de todos los ecuatorianos. Es hora de reordenar el país y me parece bien que se lo haga comenzando desde la justicia…un Estado en donde no existe seguridad jurídica, administrada por jueces y autoridades probas e imparciales no puede desarrollar a un país internamente y presentarlo en el ámbito internacional ante el concierto de naciones. Señores(as) miembros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio, ustedes cuentan con el apoyo de la ciudadanía para reordenar e institucionalizar al país…para recuperar la ética y moral ultrajadas.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × tres =