En los próximos días Ecuador recibirá en su territorio a un grupo de refugiados afganos de forma temporal en un acuerdo con EE. UU., que se encargará de los gastos. Con esta posición nuestro país quiere expresar su apoyo a los esfuerzos de la comunidad internacional frente a la crisis en Afganistán.

Las imágenes del drama humano y de la evacuación de miles de afganos no dejan de sorprender. La llegada del régimen totalitarista e islamista talibán creó pánico colectivo en la población, la que trata de alcanzar a toda costa las terminales aéreas.

Las fuerzas de ocupación de Afganistán han puesto como plazo para su salida el martes 31 de agosto. De ahí la ola humana tratando de salir de un territorio que luego se transformará en un emirato fundamentalista islámico, cuyas posturas por el irrespeto a los derechos humanos son ampliamente conocidas, afectando especialmente a las mujeres.

Dentro de este contexto nuestro país se abre al mundo de una manera solidaria y aunque la permanencia de los ciudadanos afganos que lleguen a nuestro territorio, en principio será temporal, se busca garantizar su seguridad frente a un crisis humanitaria que traspasa las fronteras.