La clave, ‘no haber cambiado la filosofía inicial, desde 2010 con oportunidades, sustentabilidad, infraestructura, talento, administración y formación integral y no hemos fallado en ninguno de los ejes’.

En medio de la pandemia, Independiente del Valle no dejó de soñar; al contrario, aún con un contexto impredecible, le apostó a cristalizar el objetivo de tener su propio estadio. Dialogamos con su gerente deportivo Roberto Arroyo, para conocer más detalles del trabajo detrás del título de la Liga Pro 2021.

‘Este año nos permitió tener un avance en esa identidad que buscaba el club desde hace años. Cuando comenzamos en el estadio Rumiñahui surgió el sueño de tener una casa propia, nunca imaginamos que durante una pandemia íbamos a lograrlo.

La suma de experiencias fue clave para contar con un gran escenario donde nos sentimos a gusto, jugamos ya la CONMEBOL Sudamericana ahí, y fuimos campeones nacionales’, comenta Arroyo. Recordemos que, en el 2019, Los Rayados fueron monarcas de la Sudamericana, de la Libertadores Sub 20 en el 2020 y actualmente son los campeones ecuatorianos.

Si bien en formativas no lograron igual sitial en la presente edición Sub 16 y Sub 18, el proyecto de ya más de una década, denota el gran trabajo realizado desde varios frentes. La clave, ‘no haber cambiado la filosofía inicial, cuando yo ingresé en el 2010 me dijeron este es el camino: oportunidades, sustentabilidad, basados en la infraestructura, el talento, la administración y la formación integral, y no hemos fallado en ninguno de los ejes; hemos crecido con el absoluto respaldo de la directiva, lo que genera estabilidad en la consecución de cada meta trazada”. Otro de los principales trofeos que busca permanentemente IDV tiene que ver con la realización académica de sus futbolistas y el que sean cada vez mejores personas.

Dentro de la visión del club está ser referentes a nivel sudamericano. “Estamos avanzando en eso y queremos ser quienes más aportemos a nivel de selecciones con jugadores de proceso, esto no es de ahora, muchos jugadores de la selección mayor han venido de formativas, han salido al extranjero y esto se debe a su talento, su formación y su trabajo, por lo que en algunas ocasiones resulta injusto desvalorizar su llamado, que es netamente fruto del esfuerzo y porque así el cuerpo técnico de la Tri lo ve oportuno”, finalizó Arroyo.

El 3 de enero arrancará la pretemporada Sub 20. Independiente se prepara para ser anfitrión defensor del título de la CONMEBOL Libertadores Sub 20 Ecuador 2022 y buscará “hacer el mejor papel posible”. El primer plantel en cambio, iniciará sus actividades el 10, “esperando tener 6 semanas de trabajo intenso antes del inicio de la Liga Pro, mientras como campeones del torneo, esperan también su participación internacional en la Libertadores, cuya final única será de igual manera en nuestro país. (Departamento de Comunicación FEF).