El día lunes 2 de abril de 2018, el señor Presidente Constitucional de la República, comenzó su intervención transmitida por radio y televisión, señalando que las medidas en el orden económico-monetario, que dentro de un “Plan” debidamente estructurado y consensuado, no afectarán a las grandes mayorías y que lo que comunica al pueblo ecuatoriano son medidas concertadas necesarias para enfrentar la crisis.
Señaló que una de las principales decisiones tomadas por el Ejecutivo a aplicarse en los próximos tres años de gobierno, dentro del denominado -Plan Económico- y que se refieren al ámbito de acción de la Función Ejecutiva (de su competencia directa) es el relacionado con el manejo e implementación de los presupuestos de las entidades de esa Función, los mismos que se reducirán en USD. 1.000 millones, mediante la eliminación de algunos Ministerios, Viceministerios, Subsecretarías y Coordinaciones Institucionales. Esta primera iniciativa contra un Estado obeso es también una forma de ir desarmando el tinglado armado por el señor que está en Bélgica. Creo que en este punto el gobierno debe revisar el tema de las instituciones que teniendo edificios propios fueron obligados a trasladarse al gallinero del Norte de la ciudad de Quito (“Plataforma de Servicios”), pagando elevadas sumas de dinero mensualmente para “administrar” dicho edificio en desmedro de los presupuestos institucionales tal el caso del Banco del IESS y Banco de Desarrollo. Dice en su mensaje el Presidente “Recortaremos el gasto en arriendos, optimizando el uso de espacios propios”.
En relación a los cargos de libre nombramiento y remoción ofreció reducirlos a la mitad, haciendo reseña principalmente a “Asesores” de las instituciones del Poder Ejecutivo. No hizo referencia a los mismos cargos de las otras funciones del Estado, esto es, Asamblea Nacional (Poder Legislativo), Corte Nacional y Consejo de la Judicatura (Poder Judicial), Consejo de Participación Ciudadana y Control Social y otros, asumiendo un exceso de respeto a la autonomía de cada uno de ellos. Esperemos que de mutuo propio estas otras Funciones del Estado ecuatoriano e instituciones que no son parte de la Función Ejecutiva, asuman esta responsabilidad cuya iniciativa nace del Jefe del Ejecutivo.
En el campo de los Tributos aseguró que no va a subir los actuales impuestos, sino más bien, va a promover por medio del SRI recaudar mayores ingresos mediante la aplicación de un Sistema Tributario más simplificado y eficiente, previendo recaudar en tres años 2018-2021 USD. 810 millones. Igualmente, en este ámbito dijo que se racionalizarán cinco beneficios tributarios que actualmente favorecen a las personas que tienen ingresos anuales netos por más USD. 100.000, lo que representaría para el Estado ingresos por USD. 1037 millones en los tres años que restan de su ejercicio presidencial. Indicó que si se revisarán los aranceles –de manera temporal- observando las disposiciones de la Organización Mundial de Comercio de la cual el Ecuador es parte, así como de la legislación internacional sobre la materia, fundamentalmente deberá observarse las disposiciones de la Comunidad Andina de Naciones y los Acuerdos Bilaterales con países vecinos. Señaló que la revisión de los aranceles no comprometerá la importación de materias primas, bienes de capital y fundamentalmente – no se discriminará por el origen de los bienes.
En el ámbito laboral anunció nuevas modalidades de contratos de trabajo y la eliminación del cálculo del impuesto mínimo del anticipo al Impuesto a la Renta, esto a partir del próximo año 2019 y en relación al impuesto a la salida de divisas ofreció reducirlo de forma gradual. A diferencia de los últimos diez años comunicó que se ha iniciado un proceso de concreción de “alianzas público-privadas” en sectores estratégicos aspirando a obtener ingreso para el Estado por más o menos USD. 7000 millones hasta la finalización de su etapa presidencial.
Lo preocupante de estos anuncios es que señaló que la implementación de los mismos estará a cargo de cada una de las Carteras de Estado, estos es, en materia económica-tributaria al Ministerio de Economía y Finanzas a cargo de una ex-Ministra del Correismo; por una parte, por otra, cuáles son las condiciones en las que se desarrollarán las nuevas modalidades de contratación laboral. La salida de talento humano de las instituciones que se eliminen por innecesarias deberá observar el respeto a los derechos de los trabajadores. La crisis generada especialmente por el desgobierno de los últimos 10 años no puede ni debe recaer en la gran mayoría del pueblo ecuatoriano. Señor Presidente estamos pendientes de la ejecución de su Plan Económico. (O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − cinco =