Patricia Larrea, coordinadora Zonal de la Secretaría de Gestión de Riesgos. FOTO G.T. LA GACETA

Hasta el momento se han registrado seis deslizamientos de tierra, de los cuales cinco han afectado la vía Latacunga-La Maná, los eventos se registraron entre febrero y marzo. En enero en Sigchos se dio un deslave en la vía Sigchos-Guasumbiní Bajo. Hasta el momento no se ha reportado la pérdida de vidas ni daños materiales.

Patricia Larrea, coordinadora Zonal de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR), manifestó que en los seis eventos realizaron una coordinación desde la SGR con los municipios de Pujilí y Sigchos, Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y Gobierno Provincial para la utilización de la maquinaria para dejar expeditas las vías.

Explicó que la Unidad de Monitoreo de Eventos Adversos (Umeva) registró el daño de 145 metros de vía afectados que no significa el daño de estructuras sobre la calzada sino descentro de material pétreo y él que fue retirado de la vía con la ayuda de maquinaria, la misma que está pendiente para actuar de inmediato.

Indicó que hasta el momento no han registrado pérdida de vidas humanas, ni la afectación a medios de vida, razón por la cual la etapa invernal es considerada como moderada. En el caso de la declaratoria de emergencia en la parroquia Tingo-La Esperanza es importante que las instituciones actúen de acuerdo a sus competencias y de los recursos.

Dijo que hasta el momento los cantones afectados por la etapa invernal no han hecho llegar los planes de contingencia para mitigar el invierno; sin embargo, desde la SGR tienen preparado el Plan de Contingencia para actuar de acuerdo al manual de gestión de riesgos.

Una de las causas por las que se originarían los deslizamientos de tierra serían porque la ciudadanía deja los escombros en las laderas y llegan a hacer una anegación de agua y cuando empieza a filtrarse, originándose un deslizamiento de tierra. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − once =