Varias audiencias que estuvieron previstas realizarse durante los días de paro por varias razones no han podido realizarse y han sido postergadas, asimismo, la situación económica del país genera que muchos progenitores no puedan cumplir a tiempo con el pago de las pensiones alimenticias.

Ricardo Viera, Juez de la Unidad de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de Latacunga, comentó que la paralización  que vive  el país, afecta diferentes servicios, dentro de la función judicial el trabajo se cumple mediante audiencias, lo que implica que las personas deben concurrir a presentar pruebas, o en calidad de testigos; asimismo recordó que a raíz de la pandemia, las audiencias pasaron a cumplirse de forma telemática, muchas de ellas se realizan mediante dicho sistema, pero no todas las personas pueden acceder a este formato por factores como falta de conectividad, equipo, escasos recursos económicos, lo que ha levado que varias audiencias previstas a realizar durante  el paro no se realicen por lo que deberán establecer una nueva fecha y día para  su realización.

El Juez, indicó que el mayor número de causas demandadas en el país corresponden a alimentos superando al resto de materias en miles, un ejemplo de ello es que de las 15 audiencias que se cumple en una determinada hora dentro del complejo judicial de Latacunga, el 40 % corresponde a Derecho de Familia, como alimentos, incidentes de aumento, rebaja, divorcios, medidas de protección para niños maltratados y otro gran número corresponde al tema de violencia intrafamiliar.

Viera, indicó que la situación económica que vive el país está incidiendo directamente en el retraso en el pago de las pensiones por parte de los progenitores, porque perdieron su trabajo o simplemente no registran ingresos económicos en su emprendimiento particular.

Resaltó que el retraso en el cumplimiento de esta obligación antes, durante y después de la pandemia es alto, por lo cual han realizado cientos de audiencia de compromiso de pago de personas a uno o dos años,  no descartan que hayan nuevos retrasos  en el pago de pensiones  alimenticias y los  compromisos de pago establecidos, aquello involucraría que dichas personas sean privados de la libertad hasta por 30 días  entre las 22:00 y las  06:00.

Recordó que el incumplimiento del pago de las pensiones ha llevado a la solicitud en un alto número de boletas de apremio, en relación a meses anteriores, en este marco el Juez, dijo que cada uno los incumplimientos son analizados en base a su realidad, dijo que hay personas que no pagan porque en verdad no tienen trabajo pero debe existir el compromiso de pago, asimismo, existen casos  en los que las progenitoras  tienen dinero pero no pagan, lo cual es negligencia conocida  como violencia económica y es castigado  con privación de libertad.