Este es el refrán que en la actualidad nos va como anillo al dedo, la situación de pobreza, por falta de empleo en el país es tan complicada, que la gente está tomando la opción de salir corriendo a buscar mejores días en otros lugares,  una alternativa que crece aunque sea jugándose la vida por cumplir su objetivo.  

En nuestra provincia, tenemos poblaciones como Maca, en las que no han quedado jóvenes, sólo se ve trabajando en el sector a personas de la tercera edad, una situación desalentadora que es una pequeña radiografía, de lo que está sucediendo en todo el país.  

Solo basta recordar que cuando se creó la frecuencia aérea Latacunga-México, esos vuelos reventaban de cotopaxenses y personas de otras provincias, que desesperadas querían buscar el sueño americano a como dé lugar.   

Sólo en lo que va de este 2022, se han reportado cerca de 13 mil ecuatorianos detenidos en la frontera mexicana y entre ellos cerca de 3 mil menores de edad que  viajan con sus padres o solos a los EEUU.   Sin duda que el tema de la consulta popular para cambiar asuntos como el desempleo son imprescindibles, el vetusto Código Laboral, debe ser modificado de manera urgente, muchas posibilidades de empleo se han cerrado en los últimos años, desde que el famoso presidente Correa, modificó temas, supuestamente para mejorar la situación y condiciones de los trabajadores, pero como en casi todo lo que hizo, no calculó las consecuencias de estos aceleramientos, que hoy dan como resultado una completa desocupación, pues nadie se atreve a generar una sola plaza de empleo por el alto costo que significa dar trabajo, algo que en muchos casos, simplemente está siendo reemplazado por tecnología, al precio que sea, porque a la larga, sale mucho más barato. (O)