Alexis Parreño, director del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Cotopaxi. Foto: W.C./La Gaceta

Por ello luego de esta crisis habrá que reformular estrategias dirigidas al sector agroproductivo del país, ya que es un sector estratégico.

Alexis Parreño, director del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Cotopaxi, informó que a través de un comité solidario están trabajando en la recaudación de donaciones  y canalizar directamente hacia la Curia y que dichos productos serán canalizados a la gente más vulnerable de la provincia trabajando.

De igual manera están articulando las necesidades de los comercios y mercados para poder abastecer de alimentos y que los productores puedan vender directamente su producción.

Los mercados están abastecidos de productos, apuntó que el Ministerio de Agricultura y Ganadería, estableció corredores para el abastecimiento de productos, estos espacios permiten dar las seguridades y las medidas de bioseguridad necesaria para que el transporte se realice sin problemas, además cuentan con sitios para que los choferes puedan descansar con medidas sanitarias respectivas y puedan realizar la transferencia de productos.

Hasta la fecha las canastas de legumbres que están siendo ofertadas a la población están teniendo una buena acogida entre la población, vienen ofertando dos tipos de canastas de legumbres en coordinación con productores, hasta la fecha a domicilio han sido vendidas sobre las 700 canastas, recordó que el MAG dentro de esta actividad participa como coordinador.

Parreño, indicó que la época de crisis siempre deja algunas enseñanzas, y una de ellas es que la población está valorando al sector agroproductivo del país, se ha dado cuenta que podemos vivir con cualquier cosa menos con una buena alimentación con productos frescos y bajo las medidas adecuadas.

Por ello el trabajo no descansará, mientras tanto habrá que reformular algunas estrategias y aquello requiere mayor dinamismo y capacidad para poder salir adelante, por ello el sector agropecuario es estratégico, ya que el verdadero petróleo está en el campo.(I)