El único parque que tiene los latacungueños para el sano esparcimiento, es el Polideportivo de La Laguna, obra planificada y financiada por el gobierno municipal anterior y terminada por el actual.
En esta obra, seguramente lo más costoso fue el enorme y colorido muro de escalada, para hacer este escenario se tuvo que montar una costosísima estructura metálica, que es el tronco que sostiene este escenario deportivo.
Lo cierto del caso es que este enorme y vistoso muro, ha quedado en completo abandono, porque no es funcional y por el contrario es muy peligroso, nos imaginamos que, para abaratar costos del constructor, con tableros de madera delgados, recubrimiento, que no aguantaría una sola trampa de escalada, en el momento que se pretenda colocar uno de estos soportes, un deportista lo arrancaría, por más liviano y pequeño que fuera y caería inevitablemente al piso, repetimos, por el débil tablero por el que está compuesto esta enorme y costosa estructura que, en la actualidad no sirve para absolutamente nada.
Ya se habló con los encargados del municipio sobre este tema, se les hizo ver la gravedad del asunto y la picardía con la que fue realizada esta obra, quedaron en solucionar el problema, pero de esto, han pasado tres años y como lo hemos visto existe muy poco o nada de interés de las autoridades por cambiar la triste realidad de abandono y quemeimportismo en la que nos encontramos.
No puede ser que todo sea negociado en esta ciudad, no puede ser que no haya obras, ni cariño de por medio en quienes las contratan. Cuando entran los nuevos administradores de esta ciudad, ofrecen maravillas, pero en el momento de la vedad, solamente trabajan para su beneficio particular y pare de contar, la ciudad a la que representan, allá que se joda. (O)