La empresa viene realizando la ubicación de 2000 medidores modernos de energía eléctrica en el cantón Latacunga y Salcedo, que permitirán contar  con un sistema de medición moderno y al mismo tiempo sacar los medidores de los interiores de las viviendas a las fachadas de las casas.

El presidente Ejecutivo de la Empresa Eléctrica Cotopaxi, José Semanate, informó que la institución inició un nuevo proceso de cambio de medidores de energía eléctrica de 110v por los de 220v, en la parte céntrica y sur de la ciudad.

Buscan que todos los usuarios cuenten con un equipo de medición del consumo de la energía eléctrica de 220v con dos fases y si lo necesitan usar lo hagan, el cambio no tiene ningún incremento en el costo de la tarifa ni en consumo, simplemente están modernizando.

El proceso comprende el cambio de 2000 medidores en Latacunga, producto de ello los equipos técnicos de la institución ejecutan el trabajo por lo que es necesario el apoyo de la ciudadanía para facilitar el trabajo, que tiene dos objetivos, contar con un sistema de medición moderno y sacar los medidores a la parte exterior de las viviendas que en muchos casos están ubicados en el interior de las casas, facilitando la lectura de los consumos mensuales.

Dentro del plan estratégico 2017-2022, de la institución según Semanate consta el cambio del 100% de los medidores de 110v por los de 220v y tener a la provincia con un sistema de medición moderno y poder tener una cartera controlada, actualmente el cambio se está realizando en Latacunga y Salcedo, el último cuatrimestre del año, el trabajo se efectúa en Pujilí y los cantones faltantes.

Según la Elepco, hasta la fecha el cambio de medidores en la provincia está entre el 55 y 60%, igual cobertura estaría en Latacunga, recordó que el cambio del medidor por parte de la Elepco no tiene costo para el usuario.

Semanate, dijo que la empresa contrataba las empresas para las lecturas a través del Sercop, pero a partir del presente año, dicho proceso está a cargo de la propia empresa, lo que les permite implementar multas a las empresas que no tomen la lectura de forma adecuada, e ir perfeccionando la toma de lecturas. (I)