Las personas continúan arriesgando sus vidas para cruzar la calle donde falta la acera. FOTO J.P. LA GACETA

Los técnicos del GAD Municipal Latacunga trabajan en el bosquejo del proyecto que permitiría construir una acera junto al cementerio en el paso deprimido El Molinero de San Felipe.

Pasaron 18 días desde la inauguración del paso deprimido El Molinero en el barrio San Felipe, durante la inauguración el alcalde Patricio Sánchez, aseguró que se presentará una solución a la falta de acera junto al cementerio; sin embargo, la acera sigue ausente y el peligro latente.

Más de 1800 estudiantes de las instituciones educativas aledañas, más moradores y padres de familia transitan diariamente por el sector. “Pasamos con el Jesús en la boca, debemos correr, exponer nuestras vidas”, dijo Delia Chuquitarco, moradora.

Sánchez dice que ya existe un proyecto mediante el cual no es preciso exhumar los restos de personas que reposan en la parte izquierda del cementerio, asegura que técnicos se reunieron con los moradores para sociabilizar la posible solución.

Ésta consiste en reducir 90 centímetros del espacio de 3.5 metros de caminería para mover los féretros (con las debidas adecuaciones para que sigan seguros en sus bóvedas). Se lograría un espacio de un metro para la acera.

Los técnicos trabajan en detallar el proyecto, cuyo bosquejo estará listo en 15 días, también se hará un inventario de la cantidad de féretros que existe en el lugar. Una vez listo se dará a conocer a los moradores para conseguir las firmas de respaldo y poder ejecutarlo. (I)