Centro de acopio de gas de uso doméstico ubicado en el sur de la ciudad. FOTO W.C. LA GACETA

Según el recorrido realizado por la autoridad de control al centro de acopio de gas de uso doméstico de la ciudad, se verificó que no existe desabastecimiento del combustible sino una reducción del cupo que corresponde a la provincia por motivo de mantenimiento de la refinería de Esmeraldas.

El intendente de Policía de Cotopaxi, Gonzalo Díaz, durante el operativo de control de los ingredientes de la fanesca realizado en Saquisilí, recibió denuncias ciudadanas que en los distribuidores no estaban vendiendo los cilindros de gas de uso doméstico, hecho que de forma inmediata se dirigió al centro de acopio del combustible ubicado en el sector sur de la ciudad.

Ya en el sitio, una de las personas que trabaja en el sitio informó a la autoridad de control que a partir del mes de febrero comenzaron a reducir el cupo de entrega de gas a la provincia y que una de las razones es el mantenimiento en la que se encuentra la refinería de Esmeraldas.

Indicaba que semanalmente recibían 6500 cilindros de gas y actualmente están recibiendo sobre los 4000 tanques, lo que significa una importante reducción, asimismo hablaba que mensualmente reciben aproximadamente 120 000 cilindros de gas y en lo que va del presente mes van recibiendo sobre los 45 000 tanques de gas de uso doméstico.

En la provincia cuentan con 45 distribuidores, asimismo el centro de acopio ubicado en Latacunga, abastecen del combustible a los cantones de Latacunga, Pujilí, Salcedo, Saquisilí, Sigchos, además a los sectores de Angamarca, Las Pampas, Zumbahua.

El centro de acopio además asigna 100 bombonas de gas para la venta a las personas que llegan al sitio al precio oficial de 1,60 centavos.

Gonzalo Díaz, señaló que desde hace días, la autoridad viene trabajando sobre este tema, aclaró que el desabastecimiento no obedece a que no existe gas sino a la reducción de cupos debido al mantenimiento de la refinería de Esmeraldas; apuntó que el trabajo de la Intendencia estará dirigido a controlar a los distribuidores de gas para que sigan vendiendo el gas a la población y evitar la especulación con el producto,  en este marco, invitó a la población a denunciar en caso que los distribuidores no quieran vender el producto.

Asimismo, dijo que las personas que deseen comprar el combustible pueden acudir directamente al centro de acopio ubicado en el sur de la ciudad y adquirir el producto a un precio oficial de 1.60 centavos de dólar. (I)