La Secretaria de Derechos Humanos aseguró que producto de la movilización nacional en el país no existen personas desaparecidas, asimismo dijo que cada uno de los fallecimientos están en proceso de investigación y debelar las causas de los muertos.

En su visita realizada a la ciudad de Latacunga, la secretaria de Derechos Humanos del Ecuador, Cecilia  Chacón, mediante una rueda de prensa informó que no habrá y no existen personas desaparecidas en el Ecuador, por lo que desmintió todo intento de decir que hay desaparecidos en el Ecuador, no los hay y los digo en primera persona porque he estado alrededor de los hechos vividos en el país, acompañando los debidos procesos de atención a quienes fueron detenidos.

Anotó que está en proceso de investigación cada uno de los fallecimientos, por lo tanto, no podemos hablar de asesinatos como lo han asegurado sino de fallecimientos en el marco de los 11 días de paralización, aseguró que la Secretaria de Derechos Humanos que las investigaciones en curso debelarán las causas reales de los fallecimientos, dijo que personalmente acompañó a los familiares a la autopsia practicada al fallecido en las manifestaciones, donde señala muerte accidental de un golpe.

La Secretaria de los Derechos Humanos está levantando los expedientes de cada uno de los casos de las personas fallecidas y transparentar las mismas, apuntó que la Defensoría del Pueblo y la Secretaría de Derechos Humanos, son instituciones de derechos humanos, donde la Defensoría del Pueblo recibe denuncias y demandas, la Secretaría de Derechos Humanos realiza el seguimiento de los procesos y protocolos de derechos humanos en el país.

Reiteró que el Ecuador es uno de los cinco países de los 196, que es firmante de todas las convenciones de derechos humanos, dentro de un hecho vivido confuso promovemos el derecho de todas las personas a la resistencia y a la protesta, dijo que los acontecimientos vividos es un hecho atípico ocurrido en el Ecuador, porque dentro de la marcha del Movimiento Indígena hubo otra marcha con poder oculto de desestabilización y que ha sido corroborado por los mismos líderes del Movimiento Indígena, apuntó que la marcha de poderes ocultos generó caos, desestabilización y sobre todo generó violencia, con un enfoque de hacer daño a los bienes públicos del Estado, apuntó que dentro de la matriz del mundo indígena no está la toma de elementos estratégicos para la convivencia social.

Indicó que durante la paralización se dio la destrucción de 48 ambulancias, 10 ambulancias de la Cruz Roja sin ningún tipo de atención, lo que no dice en los medios de comunicación es que una ambulancia que se dirigía al Hospital Baca Ortiz  con un neonato nacido con mal formación, fue abierto pensando que en la misma era llevado abastecimiento para aguín y abrieron y vieron que era una termocuna, dejando de lado todos los principios de asepsia, cuidado y contaminación que necesita, a ello se suma  el atentado a nueve pozos petroleros en el Ecuador, estos hechos llevan a pensar  que había  condiciones diferentes a lo de la marcha del Movimiento Indígena.

Dijo que la movilización dejó varias lesiones, las que dejan como conclusión que la mejor forma de caminar juntos es escuchando a la gente, responsabilizando como Estado en las respuestas que necesita la ciudadanía, sus demandas y necesidades, mediante el diálogo como una condición pragmática de llegar a acuerdos de respeto y trabajo conjunto. (I)