Digamos que estamos caminando muy mal respecto al asunto económico que debe ser uno de los primeros.
Convengamos que este país tiene todo lo necesario para mejorar su vida, es decir la vida del pueblo; pero si vive desorientado en medio de discursos no va sino a la confusión.
Meses han pasado en la averiguación de los préstamos extranjeros, que ya se conocen los resultados; pero la guerra sigue, las gargantas incluso de las cotorras están en su reino.
Claro que el Ecuador es chiquito y sigue a la vista de sus poderosos vecinos y así tiene que vivir libre de esas coyundas. Pero debe manejar su economía sin regresar a ver a nadie. Tiene sus mares, tiene sus ríos, su selva; tiene todo; pero le hace mucha falta quienes vean de cerca estas posibilidades que son ciertas.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 8 =