Fiestas clandestinas cerradas por las autoridades de control.

Dentro de esta nueva normalidad que está viviendo la provincia y el

país, se están volviendo a dar las denominadas fiestas

clandestinas.

Según las autoridades de control, el cierre de la fiesta clandestina

denominada también caída, se dio en el barrio Chile de San Buenaventura, al

interior del inmueble funcionaba una discoteca que no constaba con los

permisos de funcionamiento.

Al momento de ingresar al establecimiento con la Policía Nacional, al

interior del local se encontraron aproximadamente entre 20 y 30 jóvenes, a

quienes se solicitó la documentación y fueron retirados del lugar, de

la misma manera se hizo el rescate de tres menores de edad que no

tenían documentos y fueron llevados hasta las oficinas de la UNIPEM,

donde fueron llamados  sus representantes legales y posterior entrega

indicando las recomendaciones respectivas, el sitio fue cerrado por

parte de las autoridades de control respectiva.

La llegada de los menores de edad a dichos sitios se da por falta de

control de los padres de familia, sitios donde estas personas consumen

bebidas alcohólicas, por ello el llamado de la responsable que hace la

UNIPEN es a los padres de familia para que ejerzan un mayor control a

sus hijos; asimismo, la autoridad anunció que estos operativos se

extenderán en los diferentes cantones de la provincia por el resto del

año.

Por su parte el Comisario Municipal de Latacunga, indicó que el fin de

semana pasado, de igual forma realizaron el cierre de una fiesta que

decir de los organizadores era con fines benéficos, pero en su

interior encontraron aproximadamente 300 personas, 

este hecho se registró en la parroquia de Pastocalle.