Milton Caluña, director de la CCE.

A pocas semanas de haber asumido el cargo como director de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), Benjamín Carrión, Milton Caluña, realiza un breve balance de su gestión, hasta el momento.

Las elecciones de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, dejaron nuevas directivas, con ello, una perspectiva diferente de los manejos anteriores. “Nos encontramos con algunos inconvenientes”, aseguró Milton Caluña, el nuevo director.

Según Caluña estos inconvenientes tienen que ver con el personal; existiría muy poco y cada quien tiene que cumplir con varias funciones al mismo tiempo para poder ejecutar con todos los requerimientos de la casa.

Sin embargo, el nuevo directivo considera que debido a la crisis que atraviesa la institución a nivel nacional, no es posible el incremento de personal. Lo que realizará es optimizar el recurso humano, “la idea es que estén enfocados en rescatar el arte, dentro queremos unión, armonía, trabajo en conjunto y trabajo en equipo”.

Actualmente la institución cuenta con siete personas que están encargadas de la administración. El 79 % del recurso económico que recibe la CCE se va en los sueldos de los administrativos.

Una de las principales ofertas de campaña de Caluña es profesionalizar y capacitar a los artistas y gestores culturales. Para ello se coordina un convenio con la Facultad de Artes de la Universidad Central del Ecuador (UCE). La gestión avanza pero aún no se tiene una fecha prevista para que se cristalice esta propuesta.

“Hemos tenido una reunión para saber qué tiempo durará, quiénes serían los beneficiados”, estás serán las directrices en las que apoyaría la CCE, antes de iniciar con el proceso de capacitación.

Actualmente existen 205 miembros de la CCE, gestores culturales cerca de 600.