• El retorno a clases ha despertado una enorme expectativa en la sociedad; parecía que la emergencia sanitaria no duraría mucho, pero lo cierto es que  desde marzo de 2020 los estudiantes no regresaron a clases.
    A finales del año lectivo 20-21 hubo ciertos intentos para un retorno paulatino a las aulas, especialmente en el área rural, considerando que se había cumplido la inmunización de los docentes y que en muchas zonas geográficas y de escasos recursos económicos no existía la conectividad necesaria para un normal desenvolvimiento de las actividades académicas.
    Lo cierto es que a nivel local, sólo dos instituciones educativas recibieron la autorización de la Coordinadora Zonal de Educación para iniciar clases presenciales el día de ayer; pero se espera que hasta la próxima semana el cuadro se amplíe y abarque a un importante número de ellas.

    El retorno paulatino a las aulas  implica un enorme compromiso de todas partes involucradas. Las primeras semanas de apertura serán decisivas para saber cómo será el comportamiento social con relación un problema de salud pública que está muy vigente.