Como diario cotopaxense y especialmente latacungueño no nos cansamos de repetir que nuestra urbe tiene un enorme potencial. Las actividades que se llevaron a cabo en días anteriores demuestran que la población está ávida de trabajar para superar la situación de empantanamiento en la que se han mantenido por algunas décadas.
Es evidente que de la mano de una buena administración municipal, la perspectiva a futuro se perfila de otra manera. Pero para ello está claro que se requiere de mucho trabajo profesional, planificado y en equipo. Si algo ha caracterizado a las administraciones de esta urbe es el desorden consumado, el queimportismo y la falta de compromiso para enfrentar una un reto de esta magnitud.
Tenemos esperanzas, porque no puede ser de otra manera, de que la situación puede cambiar, y para ello es fundamental, como lo hemos dicho en tantas ocasiones, que el casco patrimonial sea rehabilitado integralmente, nos referimos a plazoletas, fachadas, aceras, formando un todo que fortalezca la identidad y orgullo de quienes vivimos aquí, y llame la atención del turismo para que encuentre en nuestra ciudad esa amalgama del mestizaje de nuestros ancestros, quienes fueron capaces de crear verdaderas joyas de la arquitectura patrimonial. (O)