Centro de cómputo de la Unidad Educativa San José de Guaytacama que fue repotenciado.

Las empresas Nintanga, Provefrut y Procongelados entregaron la mañana del jueves la repotenciación de 20 computadoras que existían en el centro de cómputo, la instalación de 10 nuevas computadoras y la dotación de internet que serán utilizados por los estudiantes de la parroquia.

En medio del evento los estudiantes entregaron recuerdos a los representantes de las empresas por el apoyo que brindan a la educación, tomando en cuenta que con el apoyo que reciben les ayuda a seguir adelante y no detenerse hasta llegar a obtener una carrera profesional.

Lolita Pacheco, rectora de la Unidad Educativa San José de Guaytacama, manifestó que apoyar a la educación es sembrar una semilla en tierra fértil y que dará muchos frutos, por lo que no se han limitado con la ayuda que otorgan que benefician a los estudiantes de la parroquia y tengan la oportunidad de acceder al internet.

Dijo que antes, durante y después de la pandemia las empresas Provefrut, Nintanga y Procongelados, han sido solidarios con la población por lo que agradeció por la colaboración que han entregado.

Alfredo Celer, propietario de las empresas Nintanga, Provefrut y Procongelados, en su intervención dijo que la ayuda no solo se la debe dar a los trabajadores sino extenderse a las comunidades de donde provienen los obreros que laboran en las empresas.

Indicó que no buscan llegar con ayuda en una manera de dádiva sino de una manera permanente. La educación es la base de una sociedad, por lo que cree que tener un pueblo bien educado es la mejor inversión que puede hacer un país.

Indicó que en la pandemia hemos visto que causa un sacrificio y angustia de los padres de familia al no poder tener a sus hijos en la escuela, al no tener educación presencial, lo que se incrementa más cuando por motivos económicos no tienen acceso a internet. En Pujilí entregaron alrededor de 150 tablets para que los estudiantes tengan acceso a la educación digital. (I