En la participación en el concurso nacional.

El triunfo de los estudiantes de la Universidad de las Fuerzas Armadas ESPE Sede Latacunga, es el éxito de la academia reflejado en los logros obtenidos que coadyuvan al desarrollo de la ciudad, la provincia y el país.

El proyecto fue liderado por Daniel Esteban Caballeros Tejada, ingeniero en Electrónica e Instrumentación y Presidente del Club de Robótica de la Sede Latacunga quien contó con la participación de Sandra Elizabeth Trávez Osorio, Egresada de la carrera de Petroquímica, Lando Stephen Ocaña Pañora, estudiante del noveno semestre de la carrera de Mecatrónica y María de los Ángeles Remache Zambrano, estudiante del último año de Petroquímica.

Todos miembros del Institute of Electrical and Electronics Engineers  (EEE) ESPE,  los estudiantes son los cuatro  creadores de la investigación “Alternativas a la quema del gas asociado del Bloque 53”, la misma que obtuvo el segundo lugar en la participaron de la presentación de los Proyectos Finalistas del #ECHALLENGE SPE!, organizado por la SPE Ecuador Section, cuyo objetivo es vincular a la industria con la academia, de esta manera los estudiantes se  involucran con las problemáticas del medio y generan soluciones con sus proyectos desarrollados. 

La investigación presentada por el equipo de estudiantes fue desarrollada a lo largo de 6 meses y contó con la  aprobación de la operadora Gente Oil Ecuador Pte. Ltd., que propone la emisión controlada de gases a la atmósfera, para cumplir con la iniciativa mundial “Cero quema regular de gas para 2030”.

En esta investigación se plantean dos soluciones innovadoras para la Operadora Gente Oil Ecuador, con el fin de combustionar de forma eficiente el gas asociado del Bloque 53 para reducir las emisiones contaminantes mediante un análisis investigativo teórico orientado a las condiciones fisicoquímicas del gas asociado disponible en el Bloque 53, se propone como alternativas las Torre DFTO y las Turbinas de Gas, ya que pueden aprovechar las características del gas asociado a pesar de su bajo poder calorífico y su contenido del 70% de dióxido de carbono para cumplir con la demanda energética de 1MW con el mínimo impacto ambiental. (I)