Tanto los nuevos asambleístas como el flamante Gobernador han ofrecido que será una prioridad para ellos la operatividad del Aeropuerto Cotopaxi, esperamos que en esta ocasión no sea una nueva tomadura de pelo, esto lo decimos porque han sido muchas las autoridades que han ofrecido maravillas pero a la larga nadie ha cumplido, o han cumplido de una manera muy limitada, a tal punto que hasta el único vuelo de TAME que teníamos retiró su  frecuencia Guayaquil-Latacunga.
Ojalá en esta ocasión las cosas sean distintas, una gran aspiración es que Latacunga  pueda manejar su terminal aérea de manera directa, ojalá se entregue el manejo de la misma, para buscar nuevas opciones y no estar a expensas de la voluntad y la influencia capitalina, que le ha cerrado egoístamente todas las puertas y posibilidades de que funcione como debería.
Con esta oportunidad se podría  mostrar al mundo  las bondades de esta infraestructura, el éxito de este aeropuerto estaría asegurado, a tal punto que sin duda se podría convertir en la piedra en el zapato de Tababela, ya que en dicha terminal no tiene la visibilidad ni las condiciones con las que cuenta este enorme valle, apto para la navegación las 24 horas del día y que permite la operatividad de aeronaves, hasta verdaderamente grandes.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + 10 =