Mediante rueda de prensa se informó sobre la deuda del estado con los docentes.

El Presidente de la República en días anteriores anunció al país sobre la prioridad de atender la educación superior, argumento que refutó Roberto Herrera, presidente de la Asociación de Profesores de la UTC, pese a que la universidad está creciendo “el gobierno no está cumpliendo, en vista de que hoy existen retrasos en los pagos de los salarios de 72 docentes”, informó mediante una rueda de prensa.  

El lunes 10 de febrero 2020 cancelaron los sueldos a 130 profesores, pero la universidad ha tenido que ir cancelando de forma escalonada de acuerdo a los recursos que le han llegado desde el Ministerio de Finanzas.

Herrera, explicó que para poder cubrir los honorarios de los 72 docentes la UTC ha solicitado al Ministerio la autorización de un adelanto de las alícuotas del mes de febrero “es un problema que, si no se los soluciona hoy, esto va a seguir de manera escalonada y se presentará a finales de año un problema”, según dijo que se pueden quedar sin recursos para cancelar nómina.

El Fopedeupo (Fondo Permanente de Desarrollo de las Universidades y Escuelas Politécnicas) creado por ley aprobado en el año de 1992 logra financiar a dichas instituciones con los aportes del 10% de recaudación del IVA y el 8% de recaudación del impuesto a la renta.

Pero según el presidente de la Aso UTC, la mayoría de universidades en la repartición de dicho presupuesto ha ido disminuyendo y como compensación el gobierno ha creado una partida denominada financiamiento externo. “Prevemos que el Gobierno quiere compensar el presupuesto universitario con recursos de deuda externa”, por ello consideró el retraso de los pagos.

En el caso de la Universidad Técnica de Cotopaxi existe una partida de 2 millones 400 mil dólares de fondos externos; sin embargo, estos no están reflejados en las cuentas de la universidad y la partida presupuestaria normal para cubrir salarios se ha visto disminuida, recalcó. Pese a esto Herrera garantizó que no ha habido despidos ni renuncias y, al contrario, existe una estabilidad en su planta docente y actualmente hay cerca de 400 profesores. Consideró que irán necesitando más por las seis carreras que se han creado y por la extensión de Pujilí.

Sin embargo, cuando se apliquen los microcurrículos desde marzo reflexionó que poco a poco se irá disminuyendo la planta docente, recordó que cada profesor recibe su sueldo de acuerdo al reglamento de carrera y escalafón docente y se establece los mínimos y máximos. (I)