El fútbol profesional y amateur deben cumplir protocolos. Foto/archivo internet.

El Campeonato Nacional de Fútbol regresa a las canchas  este viernes.

Mediante resolución emitida por el COE el martes 11 de agosto, se autorizó el inicio del campeonato de fútbol profesional, en estricto apego a las normas y protocolos emitidos sin presencia de público en establecimientos deportivos, así lo informó el director general del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, Rommel Salazar.

Los clubes (jugadores, cuerpo técnico, staff técnico y dirigentes), árbitros, oficiales de partidos, medios de comunicación, personal de apoyo entre otros que colaboren con la LigaPro deberán cumplir obligatoriamente el protocolo aprobado por el COE Nacional, que se desarrollará en tres fases: precompetición, competición y poscompetición, sin perjuicio del estado de semaforización que rija en cada cantón.

En la fase de precompetición, los clubes deportivos podrán realizar entrenamientos colectivos, en sus lugares de entrenamiento, con los procedimientos de los protocolos establecidos. Además, podrán organizar partidos amistosos con equipos afiliados a la LigaPro que sean de la misma provincia. Para ello, será obligatorio que todos se sometan a pruebas rápidas en los laboratorios certificados.

En esta etapa, el protocolo también limita la cantidad máxima de personas -en función de su labor específica y necesaria para el día del partido-. Entre jugadores, cuerpo técnico, utileros, funcionarios y directivos, cuerpo médico; staff de árbitros, empresas con derechos de transmisión de televisión y medios de comunicación que cubrirán los partidos se permitirá la asistencia de hasta 224 personas.

También los clubes deben elaborar informes médicos, con el registro de pruebas realizadas y resultados, el control diario de síntomas; estado físico, sanitario y de salud de cada miembro de la lista oficial. Y deberán reportar los casos positivos, miembros inmunizados, casos sospechosos entre otros.

Además, los clubes deberán colocar señalización en puertas y vías de acceso para evitar aglomeraciones; deberán colocar señalética explicativa de medidas como el lavado frecuente de manos, el uso obligatorio de mascarilla, el distanciamiento social; las advertencias de no tocarse el rostro, entre otras. También deberán colocar dispensadores gel hidroalcohólico en las entradas de clubes, en camerinos, salas habilitadas, banca de suplentes, mesa de control, baños, tribunas, palco de prensa y pasillos.

Además, cuatro horas antes de arrancar el partido se debe inspeccionar a los espacios abiertos y cerrados de los estadios, para detectar y retirar toda clase de elementos que alteren el normal desarrollo y no acaten las medidas de bioseguridad. Luego, el personal autorizado ingresará cumpliendo todos los protocolos de seguridad.

Durante el partido, los jugadores tienen prohibido intercambiar camisetas o banderines en la cancha; y quienes estén en el banco de suplentes y camerinos, deben usar mascarilla y conservar la distancia social. (I)