Santiago Santacruz, jefe de los Agentes de Control Municipal.

El control se ejecutará antes, durante y después, con el objetivo de verificar que se cumpla con los protocolos de bioseguridad y con el aforo autorizado para el evento taurino que es del 60%.

Santiago Santacruz, jefe de los Agentes de Control Municipal, dio a conocer que este jueves realizaron una inspección en la plaza de toros San Isidro Labrador, para ello participarán todos los estamentos de seguridad del cantón, con el objetivo de verificar en qué condiciones se encuentra el lugar.  

Dijo que controlarán el plan de bioseguridad que presentaron, el aforo, de manera tácita no permitirán el ingreso de una persona más, vigilarán que no ingresen menores de edad, y no permitirán el expendio de bebidas alcohólicas.

Explicó que para el control del evento utilizarán drones, las 18 motocicletas y cerca de 36 agentes de control municipal que controlarán el uso del espacio público con los técnicos de gestión de riesgos.

Indicó que se deben cumplir con todos los protocolos de bioseguridad, iniciando con la desinfección al inicio, el uso de las mascarillas y la desinfección con gel o alcohol, deben cumplir con el distanciamiento social, para lo cual se ha establecido el distanciamiento por grupos familiares, grupos etarios y los puestos ubicados de acuerdo a la numeración.