En Cotopaxi, son varias las empresas que se dedican a producir rosas (Foto Archivo).

Uno de los floricultores de Cotopaxi, indica que la exportación de flores  se ha visto  perjudicada  hasta en un 40%, debido a múltiples factores como el costo del arancel que es del 7,5%, para ingresar el producto a Estados Unidos, la  mano de obra que es muy cara, la compra de insumos que tienen un costo elevado, lo que ha hecho que se deje de ser competitivos en el mercado mundial.

Algunos de los floricultores de Cotopaxi, han visto la necesidad de afiliarse a la Asociación  de Productores y Exportadores de Flores del Ecuador y a la Corporación de Floricultores del Sur. Tal es el caso del empresario Germánico Alvear, quien es uno de los miembros, además de pertenecer a Expoflores.

A través del monitoreo de venta a nivel mundial del producto, pudo indicar que el gobierno anterior no visualizó bien, cuál era la situación de los empresarios, que han apostado a producir en el Ecuador, puesto que actualmente, está  pendiente  el acuerdo de libre comercio con Estados Unidos, que es el principal comprador de flores.

Esto ha dado lugar a la colocación de aranceles y en el caso de la rosas, se impone el 7,5% para ingresar el producto a dicho país y eso hace que dejen de ser  competitivos en el mercado mundial. A decir de Alvear, al hecho se suman muchos otros factores como es la  mano de obra que es muy cara, competitivamente hablando con los países vecinos de Colombia y Perú, así también la compra de insumos (fertilizantes, fungicidas, insecticidas etc..) que son elevados en su costo, más el proceso de embalaje para exportar, al ser  dependientes.

“La flor producida en la serranía ecuatoriana es de buena calidad y es apetecida en el mercado internacional, pero todo tiene un límite”, expresó.

Alvear ejemplificó que el agricultor de Kenia, produce y vende un tallo de rosas entre 0,10 y 0,12 centavos en Europa, mientras que en Ecuador el costo de producción está entre 0,22 y 0,24 centavos, es decir, que no se puede competir y eso hace que se vea  restringida la cantidad de flores que antes se vendía y que hoy es menor.

Desde aproximadamente cuatro años, ha ido disminuyendo  la cantidad de mano de obra utilizada en las fincas y se ha tecnificado y mecanizado lo que se revierte en que buena parte de la gente haya perdido su empleo y la capacidad adquisitiva. Espera que el  gobierno de turno tome cartas en el asunto, “porque a mayor producción, mejor es el estándar de vida de la gente”.

Pese a esta situación, el floricultor ha tenido que mantenerse y no cerrar las puertas, en vista de que hay infraestructura instalada, también al existir un acuerdo tácito con los clientes de los demás países, se ha tratado de cumplir a pesar de que el flete aéreo es muy caro.

En Cotopaxi se ven afectados por la suspensión de actividades del Aeropuerto de Latacunga. “Hay que enviar los camiones refrigerados desde las fincas hacia el aeropuerto de Quito y eso genera el maltrato de la flor”.

Alvear indicó que la provincia es eminentemente agrícola, y las autoridades deberían tratar de que dicho sector que es importante, sea adecuadamente atendido, ya que la afectación está entre el 35 y 40%,

Gipsofila, cartucho blanco, mini cartucho, son algunas de las 50 variedades que se exportan desde Cotopaxi, según Alvear.(I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − dieciseis =