Vehículos que servirán de práctica para los estudiantes que quieren obtener su licencia tipo profesional. FOTO M.S. LA GACETA

Alumnos del Sindicato de Choferes Profesionales de Cotopaxi, fabricaron dos coches; el uno es un vehículo monoplaza tipo competición y el otro de turismo; el proyecto fue basado para la práctica de los educandos.

El Centro de Atención Ciudadana fue el espacio para la exhibición de los vehículos, el Sindicato de Choferes Profesionales de Cotopaxi al emitir la licencia tipo profesional considera que la parte teórica debe ir acompañado con la parte práctica.

 “Un alumno al hacer este proyecto se va familiarizándose con lo que le pueda pasar en la vida práctica”, manifestó Wilson Villamarín, docente de mecánica básica. Agregó que el conductor debe dominar la práctica y la teoría.

Todas las partes fueron fabricadas con materiales reciclables a excepción de la batería de 12 voltios que la consiguieron, tuvo una inversión de 400 dólares, todos los sistemas fueron con versiones antiguas en vista de que por el tiempo y dinero no pudieron trabajar con los más modernos.

El curso dura seis meses, pero los vehículos fueron construidos en un mes una semana que dura el módulo de mecánica básica, es decir en 40 horas se levantaron los carros que tienen una velocidad es de 80 a 90 kilómetros por hora y participaron 27 estudiantes dentro del proyecto.

“Es un vehículo para tener en las aulas y los estudiantes puedan utilizar en las prácticas” enfatizó el docente. Cada estudiante ha ido trabajando con ciertos elementos y sistemas hasta llegar a la fabricación final de los coches.

En el caso de fabricar en serie se utilizaría medias de seguridad como: sistema de suspensión, cinturones entre otros elementos, de la misma forma ayer se desarrolló una exposición en educación vial para generar conciencia a los ciudadanos y evitar accidentes en las vías. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × dos =