Ximena Loroña, coordinadora Zonal de Educación.

Desde  la Coordinación Zonal de Educación trabajan para iniciar el retorno progresivo a clases, esto una vez que los estudiantes han recibido las vacunas contra el COVID.

Ximena Loroña, coordinadora Zonal de Educación, manifestó que buscan activar las instituciones educativas, en la actualidad los docentes están convocados a los planteles educativos, sabe que existen impedimentos para realizar, para lo cual toman en cuenta todas las medidas de bioseguridad para evitar posibles contagios.

Explicó que durante el recorrido ha verificado que en el sector rural existe mayor cuidado para evitar contagios, incluso en este sector los padres de familia ya no usan mascarillas y no existen casos COVID y en algunos casos las clases son presenciales, el mayor riesgo en la ciudad.

Indicó que existe un déficit de docentes en las unidades educativas, para lo cual han iniciado con la búsqueda de soluciones, al haber finalizado el proceso yo quiero ser maestro intercultural bilingüe uno, donde se vincularon a más de 300 docentes, además tienen el proceso yo quiero ser maestro siete donde contratarán a los nuevos docentes.

Anunció que los adolescentes desde los 12 años hasta los 17 años 11 meses 29 días han sido vacunados, están aplicando las segundas dosis y en dos semanas inicia el proceso de vacunación porque serán inmunizados los niños de cinco años a 11 años 11 meses 29 días, han detectado resistencia de parte de los padres.  

“No queremos que este año se repita la deserción escolar, durante los dos años lectivos los maestros tutores y los representantes del Dece trabajaron duro para llegar a las viviendas de los estudiantes que de una u otra manera no accedían a clases y les ayudaron para que retornen a clases, con ellos el trabajo fue a través de guías, pero eso no significa que ahí quedó nuestra labor, sino que cuando regresemos a clases debemos nivelar los conocimientos”, aseveró.

Esperan que en dos o tres meses los estudiantes estén en clases presenciales en las aulas y en el caso de que los padres de familia no deseen que sus hijos regresen a clases presenciales se deben  comprometer a seguir con el teletrabajo.