Falta mucho

0
52

Es evidente que para el Alcalde de Latacunga y su concejo poco significa la necesidad de dar mantenimiento periódico a los espacios patrimoniales de la urbe.

Si uno camina por el Centro Histórico de la capital provincial se dará cuenta que falta mucho por hacer y que procrastinar es el deporte favorito de las autoridades de turno, que lo dejan para después todo, y no les importa que la casa se les caiga encima.

Ya estamos a mediados de mayo y las obras de La Catedral no comienzan, qué está pasando, por qué no se agilitan estos trabajos que son tan necesarios para garantizar la supervivencia de uno de los bienes arquitectónico más importantes de la urbe y del Ecuador entero.

Hay tanto espacios realmente deteriorados y que merecen mejor trato, dígase la plaza Sucre o la plazoleta de San Agustín, en el corazón de la urbe, lugares por donde caminan los turistas para vergüenza de los latacungueños que esperábamos más de esta administración municipal.(O)